Buena navegación con NihilScio!  Página de Facebook
NihilScio                Home

  Educational search engine

Verbi e vocaboli Spagnolo

Italiano

á   è   é   ì   í   ò
ó   ù   ú   ü   ñ   ç
Inglese
sinonimi di admirar

  Cerca  frasi:
Vocabulario y frases
admirar
= ammirare .
---------------
* —Porque, ¿cómo queréis vos que no me tenga confuso el qué dirá el antiguo legislador que llaman vulgo, cuando vea que, al cabo de tantos años como ha que duermo en el silencio del olvido, salgo ahora, con todos mis años a cuestas, con una leyenda seca como un esparto, ajena de invención, menguada de estilo, pobre de conceptos y falta de toda erudición y doctrina, sin acotaciones en las márgenes y sin anotaciones en el fin del libro, como veo que están otros libros, aunque sean fabulosos y profanos, tan llenos de sentencias de Aristóteles, de Platón y de toda la caterva de filósofos que admiran a los leyentes y tienen a sus autores por hombres leídos, eruditos y elocuentes? ¡Pues qué, cuando citan la Divina Escritura, no dirán sino que son unos Santos 38Tomases y otros doctores de la Iglesia, guardando en esto un decoro tan ingenioso que en un renglón han pintado un enamorado distraído y en otro hacen un sermoncico cristiano que es un contento y un regalo oírle o leerle! De todo esto ha de carecer mi libro, porque ni tengo qué acotar en el margen ni qué anotar en el fin ni menos sé qué autores sigo en él, para ponerlos al principio, como hacen todos, por las letras del A B C, comenzando en Aristóteles y acabando en Xenofonte y en Zoilo o Zeuxis, aunque fue maldiciente el uno y pintor el otro.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El labrador estaba admirado oyendo aquellos disparates, y, quitándole la visera, que ya estaba hecha pedazos de los palos, le limpió el rostro, que le tenía cubierto de polvo, y, apenas le hubo limpiado cuando te conoció, y le dijo: —Señor Quijana —que así se debía de llamar cuando él tenía juicio y no había pasado de hidalgo sosegado a caballero andante—, ¿quién ha puesto a vuestra merced de esta suerte? Pero él seguía con su romance a cuanto le preguntaba( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —También el autor de ese libro —replicó el cura— es grande amigo mío, y sus versos en su boca admiran a quien los oye, y tal es la suavidad de la voz con que los canta, que encanta.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Hiciéronlo así, diéronle de comer, y quedose otra vez dormido y ellos admirados de su locura( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, diciendo esto, se adelantó y se puso en la mitad del camino por donde los frailes venían, y, en llegando tan cerca que a él le pareció que le podrían oír lo que dijese, en alta voz dijo: —¡Gente endiablada y descomunal, dejad luego al punto las altas princesas que en ese coche lleváis forzadas; si no, aparejaos a recibir presta muerte por justo castigo de vuestras malas obras! Detuvieron los frailes las riendas y quedaron admirados, así de la figura de don Quijote como de sus razones, a las cuales respondieron: —Señor caballero, nosotros no somos endiablados ni descomunales, sino dos religiosos de San Benito que vamos nuestro camino, y no sabemos si en este coche vienen o no ningunas forzadas princesas( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* La señora del coche, admirada y temerosa de lo que veía, hizo al cochero que se desviase de allí algún poco y desde lejos se puso a mirar la rigurosa contienda, en el discurso de la cual dio el vizcaíno una gran cuchillada a don Quijote encima de un hombro, por encima de la rodela, que, a dársela sin defensa, le abriera hasta la cintura( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Cuando los del lugar vieron tan de improviso vestidos de pastores a los dos escolares, quedaron admirados, y no podían adivinar la causa que les había movido a hacer aquella tan extraña mudanza.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Por estas razones que dijo, acabaron de enterarse los caminantes que era don Quijote falto de juicio, y del género de locura que lo señoreaba, de lo cual recibieron la misma admiración que recibían todos aquellos que de nuevo venían en conocimiento de ella.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Los que hasta entonces no la habían visto la miraban con admiración y silencio, y los que ya estaban acostumbrados a verla no quedaron menos suspensos que los que nunca la habían visto.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* 108Y, en diciendo esto, sin querer oír respuesta alguna, volvió las espaldas y se entró por lo más cerrado de un monte que allí cerca estaba, dejando admirados, tanto de su discreción como de su hermosura, a todos los que allí estaban.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Todo lo miraba Sancho, admirado del ardimiento de su señor, y decía entre sí: —Sin duda este mi amo es tan valiente y esforzado como él dice( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Digo, pues, que en oyendo nuestra respuesta el mancebo, volvió las riendas y encaminó hacia el lugar donde le señalamos, dejándonos a todos contentos de su buen talle, y admirados de su demanda y de la prisa con que le víamos caminar y volverse hacia la sierra; y desde entonces nunca más le vimos, hasta que desde allí a algunos días salió al camino a uno de nuestros pastores y, sin decirle nada, se llegó a él y le dio muchas puñadas y coces, y luego se fue a la borrica del hato y le quitó cuanto pan y queso en ella traía, y con estraña ligereza, hecho esto, se volvió a emboscar en la sierra.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El cual quedó admirado de lo que al cabrero había oído, y quedó con más deseo de saber quién era el desdichado loco, y propuso en sí lo mesmo que ya tenía pensado: de buscalle por toda la montaña, sin dejar rincón ni cueva en ella que no mirase, hasta hallarle.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El otro, a quien podemos llamar «el Roto de la Mala Figura», como a don Quijote el de la Triste, después de haberse dejado abrazar, le apartó un poco de sí, y, puestas sus manos en los hombros de don Quijote, le estuvo mirando como que quería ver si le conocía; no menos admirado quizá de ver la figura, talle y armas de don Quijote, que don Quijote lo estaba de verle a él.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* No hubo bien oído don Quijote nombrar libro de caballerías, cuando dijo: —Con que me dijera vuestra merced al principio de su historia que su merced de la señora Luscinda era aficionada a libros de caballerías, no fuera menester otra exageración para darme a entender la alteza de su entendimiento, porque no le tuviera tan bueno como vos, señor, le habéis pintado, si careciera del gusto de tan sabrosa leyenda; así que para conmigo no es menester gastar más palabras en declararme su hermosura, valor y entendimiento; que, con sólo haber entendido su afición, la confirmo por la más hermosa y más discreta mujer del mundo; y quisiera yo, señor, que vuestra merced le hubiera enviado, junto con Amadís de Gaula, al bueno de Don Rugel de Grecia, que yo sé que gustara la señora Luscinda mucho de Daraida y Garaya, y de las discreciones del pastor Darinel y de aquellos admirables versos de sus Bucólicas, cantadas y representadas por él con todo donaire, discreción y desenvoltura; pero tiempo podrá venir en que se enmiende esa falta, y no dura más en hacerse la enmienda de cuanto quiera vuestra merced ser servido de venirse conmigo a mi aldea; que allí le podré dar más de trescientos libros, que son el regalo de mi alma y el entretenimiento de mi vida, aunque tengo para mí que ya no tengo ninguno, merced a la malicia de malos y envidiosos encantadores.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —Pues ¿qué más tengo de ver —dijo Sancho—, que lo que he visto? —Bien estás en el cuento —respondió don Quijote—; ahora me falta rasgar las vestiduras, esparcir las armas, y darme de calabazadas por estas peñas, con otras cosas deste jaez, que te han de admirar( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedaron admirados los dos de lo que Sancho Panza les contaba y, aunque ya sabían la locura de don Quijote y el género della, siempre que la oían se admiraban de nuevo.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Decía esto Sancho con tanto reposo, limpiándose de cuando en cuando las narices, y con tan poco juicio, que los dos se admiraron de nuevo, considerando cuán vehemente había sido la locura de don Quijote, pues había llevado tras sí el juicio de aquel pobre hombre.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Estando, pues, los dos allí sosegados y a la sombra, llegó a sus oídos una voz que, sin acompañarla son de algún otro instrumento, dulce y regaladamente sonaba, de que no poco se admiraron, por parecerles que aquel no era lugar donde pudiese haber quien tan bien cantase, porque, aunque suele decirDON QUIJOTE DE LA MANCHA 189 se que por las selvas y campos se hallan pastores de voces estremadas, más son encarecimientos de poetas que verdades; y más cuando advirtieron que lo que oían cantar eran versos, no de rústicos ganaderos, sino de discretos cortesanos( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* La hora, el tiempo, la soledad, la voz y la destreza del que cantaba, causó admiración y contento en los dos oyentes, los cuales se estuvieron quedos, esperando si otra alguna cosa oían; pero viendo que duraba algún tanto el silencio, determinaron de salir a buscar el músico que con tan buena voz cantaba; y, queriéndolo poner en efeto, hizo la mesma voz que no se moviesen, la cual llegó de nuevo a sus oídos, cantando este soneto: 42 Esta composición poética se llama ovillejo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Estaba Cardenio entonces en su entero juicio, libre de aquel furioso accidente que tan a menudo le sacaba de sí mismo, y así, viendo a los dos en traje tan no usado de los que por aquellas soledades andaban, no dejó de admirarse algún tanto, y más cuando oyó que le habían hablado en su negocio como en cosa sabida, porque las razones que el cura le dijo así lo dieron a entender, y así, respondió desta manera: —Bien veo yo, señores, quienquiera que seáis, que el cielo, que tiene cuidado de socorrer a los buenos, y aun a los malos muchas veces, sin yo merecerlo me envía, en estos tan remotos y apartados lugares del trato común de las gentes, algunas personas que, poniéndome delante de los ojos, con vivas y varias razones, cuán sin ella ando en hacer la vida que hago, han procurado sacarme desta a mejor parte; pero como no saben que sé yo que en saliendo deste daño he de caer en otro mayor, quizá me deben de tener por hombre de flacos discursos, y aun, lo que peor sería, por de ningún juicio; y no sería maravilla que así fuese, porque a mí se me trasluce que la fuerza de la imaginación de mis desgracias es tan intensa y puede tanto en mi perdición, que, sin que yo pueda ser parte a estorbarlo, vengo a quedar como piedra, falto de todo buen sentido y conocimiento; y vengo a caer en la cuenta desta verdad cuanDON QUIJOTE DE LA MANCHA 191 do algunos me dicen y muestran señales de las cosas que he hecho en tanto que aquel terrible accidente me señorea, y no sé más que dolerme en vano y maldecir sin provecho mi ventura, y dar por disculpa de mis locuras el decir la causa dellas a cuantos oírla quieren, porque, viendo los cuerdos cuál es la causa, no se maravillarán de los efetos, y, si no me dieren remedio, a lo menos no me darán culpa, convirtiéndoseles el enojo de mi desenvoltura en lástima de mis desgracias.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedé admirado deste nuevo accidente, hasta allí jamás en ella visto, porque siempre nos hablábamos, las veces que la buena fortuna y mi diligencia lo concedía, con todo regocijo y contento, sin mezclar en nuestras pláticas lágrimas, suspiros, celos, sospechas o temores.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* En esto, les sirvió de peine unas manos, que, si los pies en el agua habían parecido pedazos de cristal, las manos en los cabellos semejaban pedazos de apretada nieve; todo lo cual en más admiración y en más deseo de saber quién era ponía a los tres que la miraban( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Díjose 205 que se llamaba Luscinda, con otras cosas que en sus desposorios sucedieron dignas de admiración( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* En las suyas sintieron los que escuchado la habían tanta lástima como admiración de su desgracia; y aunque luego quisiera el cura consolarla y aconsejarla, tomó primero la mano Cardenio, diciendo: —En fin, señora, que tú eres la hermosa Dorotea, la hija única del rico Clenardo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirada quedó Dorotea cuando oyó el nombre de su padre, y de ver cuán de poco era el que le nombraba, porque ya se ha dicho de la mala manera que Cardenio estaba vestido.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Con lo que Cardenio dijo se acabó de admirar Dorotea, y por no saber qué gracias volver a tan grandes ofrecimientos, quiso tomarle los pies para besárselos, mas no lo consintió Cardenio; y el licenciado respondió por entrambos y aprobó el buen discurso de Cardenio y, sobre todo, les rogó, aconsejó y persuadió que se fuesen con él a su aldea, donde se podrían reparar de las cosas que les faltaban, y que allí se daría orden cómo buscar a don Fernando, o cómo llevar a Dorotea a sus padres, o hacer lo que más les pareciese conveniente( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Con lo que quedó tan contento Sancho, cuanto el cura admirado de su simplicidad y de ver cuán encajados tenía en la fantasía los mesmos disparates que su amo, pues sin alguna duda se daba a entender que había de venir a ser emperador.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Estas fueron las razones que Anselmo dijo a Lotario, a todas las cuales estuvo tan atento, que, si no fueron las que quedan escritas que le dijo, no desplegó sus labios hasta que hubo acabado, y viendo que no decía más, después que le estuvo mirando un buen espacio, como si mirara otra cosa que jamás hubiera visto, que le causara admiración y espanto, le dijo: —No me puedo persuadir, oh amigo Anselmo, a que no sean burlas las cosas que me has dicho; que a pensar que de veras las decías no consintiera que tan adelante pasaras, porque con no escucharte previniera tu larga arenga( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirada quedó Camila de la respuesta de Anselmo, que la puso en más confusión que primero, porque ni se atrevía a estar en su casa, ni menos irse a la de sus padres, porque en la quedada corría peligro su honestidad, y en la ida iba contra el mandamiento de su esposo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Absorto, suspenso y admirado quedó Anselmo con las razones de Lotario, porque le cogieron en tiempo donde menos las esperaba oír, porque ya tenía a Camila por vencedora de los fingidos asaltos de Lotario, y comenzaba a gozar la gloria del vencimiento.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Todo lo miraba Anselmo, cubierto detrás de unos tapices donde se había escondido, y de todo se admiraba y ya le parecía que lo que había visto y oído era bastante satisfación para mayores sospechas, y ya quisiera que la prueba de venir Lotario faltara, temeroso de algún mal repentino suceso; y, estando ya para manifestarse y salir, para abrazar y desengañar a su esposa, se detuvo porque vio que Leonela volvía con Lotario de la mano; y así como Camila le vio, haciendo con la daga en el suelo una gran raya delante della, le dijo: —Lotario, advierte lo que te digo: si a dicha te atrevieres a pasar desta raya que ves, ni aun llegar a ella, en el punto que viere que lo intentas, en ese mismo me pasaré el pecho con esta daga que en las manos tengo, y antes que a esto me respondas palabra, quiero que otras algunas me escuches; que después responderás lo que más te agradare.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —Por ahora será imposible —dijo Leonela—, según estoy de turbada; déjame hasta mañana, que entonces sabrás de mí lo que te ha de admirar; y está seguro que el que saltó por esta ventana es un mancebo de esta ciudad que me ha dado la mano de ser mi esposo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* En efeto, no sé puntualmente cómo pasó el negocio; sólo sé que toda la ciudad está admirada deste suceso, porque no se podía esperar tal hecho de la mucha y familiar amistad de los dos, que dicen que era tanta, que los llamaban «los dos amigos»( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Mirándola estaba Luscinda, no menos lastimada de su sentimiento que admirada de su mucha discreción y hermosura, y, aunque quisiera llegarse a ella y decirle algunas palabras de consuelo, no la dejaban los brazos de don Fernando, que apretada la tenían; el cual, lleno de confusión y espanto, al cabo de un buen espacio que atentamente estuvo mirando a Dorotea, abrió los brazos y, dejando libre a Luscinda, dijo: —Venciste, hermosa Dorotea, venciste; porque no es posible tener ánimo para negar tantas verdades juntas( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Duró algún espacio, junto con el llanto, la admiración en todos, y luego Cardenio y Luscinda se fueron a poner de rodillas ante don Fernando, dándole gracias de la merced que les había hecho con tan corteses razones, que don Fernando no sabía qué responderles, y así, los levantó y abrazó con muestras de mucho amor y de mucha cortesía( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* ¿Estás en tu seso? —Levántese vuestra merced —dijo Sancho—, y verá el buen recado que ha hecho y lo que tenemos que pagar; y verá a la reina convertida en una dama particular, llamada Dorotea, con otros sucesos que, si cae en ellos, le han de admirar( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Contoles asimismo casi todas las aventuras que Sancho había contado, de que no poco se admiraron y rieron, por parecerles, lo que a todos parecía, ser el más estraño género de locura que podía caber en pensamiento desparatado.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y lo que más es de admirar, que apenas uno ha caído donde no se podrá levan- 64 Legal o ilegalmente.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Solo libró bien con él un soldado español llamado tal de Saavedra7711, el cual, con haber hecho cosas que quedarán en la memoria de aquellas gentes por muchos años, y todas por alcanzar libertad, jamás le dio palo, ni se lo mandó dar, ni le dijo mala palabra, y por la menor cosa de muchas que hizo temíamos todos que había de ser empalado; y así lo temió él más de una vez, y si no fuera porque el tiempo no da lugar, yo dijera ahora algo de lo que este soldado hizo, que fuera parte para entreteneros y admiraros harto mejor que con el cuento de mi historia.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Si me holgué con el hallazgo, no hay para qué decirlo, pues fue tanto el contento como la admiración de pensar de donde podía venirnos aquel bien, especialmente a mí, pues las muestras de no haber querido soltar la caña sino a mí, claro decían que a mí se hacía la merced.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Mirad, señores, si era razón que las razones deste papel nos admirasen y alegrasen, y así, lo uno y lo otro fue de manera que el renegado entendió que no acaso se había hallado aquel papel, sino que realmente a alguno de nosotros se había escrito; y así, nos rogó que, si era verdad lo que sospechaba, que nos fiásemos dél y se lo dijésemos, que él aventuraría su vida por nuestra libertad; y, diciendo esto, sacó del pecho un crucifijo de metal, y con muchas lágrimas juró por el Dios que aquella imagen representaba, en quien él, aunque pecador y malo, bien y fielmente creía, de guardarnos lealtad y secreto en todo cuanto quisiésemos descubrirle, porque le parecía y casi adevinaba, que por medio de aquella que aquel papel había escrito, había él y todos nosotros de tener libertad y verse él en lo que tanto deseaba, que era reducirse al gremio de la Santa Iglesia su madre, de quien como miembro podrido estaba dividido y apartado, por su ignorancia y pecado.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, en confirmación de la verdad que nos decía, nos contó brevemente un caso que casi en aquella mesma sazón había acaecido a unos caballeros cristianos, el más estraño que jamás sucedió en aquellas partes, donde a cada paso suceden cosas de grande espanto y de admiración.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Dimos de comer a los moros bagarinos y el renegado les consoló, diciéndoles como no iban cautivos: que en la primera ocasión les darían libertad; lo mismo se le dijo al padre de Zoraida, el cual respondió: «Cualquiera otra cosa pudiera yo esperar y creer de vuestra liberalidad y buen término, ¡oh cristianos!; mas el darme libertad, no me tengáis por tan simple que lo imagine; que nunca os pusistes vosotros al peligro de quitármela para volverla tan liberalmente, especialmente sabiendo quién soy yo, y el interese que se os puede seguir de dármela, el cual interese, si le queréis poner nombre, desde aquí os ofrezco todo aquello que quisiéredes por mí y por esa desdichada hija mía, o si no, por ella sola, que es la mayor y la mejor parte de mi alma.» En diciendo esto, comenzó a llorar tan amargamente, que a todos nos movió a compasión, y forzó a Zoraida que le mirase; la cual, viéndole llorar, así se enterneció, que se levantó de mis pies y fue a abrazar a su padre, y juntando su rostro con el suyo comenzaron los dos tan tierno llanto, que muchos de los que allí íbamos le acompañamos en él; pero cuando su padre la vio adornada de fiesta y con tantas joyas sobre sí, le dijo en su lengua: «¿Qué es esto, hija, que ayer al anochecer antes que nos sucediese esta terrible desgracia en que nos vemos, te vi con tus ordinarios y caseros vestidos, y agora, sin que hayas tenido tiempo de vestirte, y sin haberte dado alguna nueva alegre de solenizalle con adornarte y pulirte, te veo compuesta con los mejores vestidos que yo supe y pude darte cuando nos fue la ventura más favorable? Respóndeme a esto, que me tienes más suspenso y admirado que la misma desgracia en que me hallo.» Todo lo que el moro decía a su hija nos lo declaraba el renegado, y ella no le respondía palabra; pero cuando él vio a un lado de la barca el cofrecillo donde ella solía tener sus joyas, el cual sabía él bien que le había dejado en Argel y no traídole al jardín, quedó más confuso, y preguntole que cómo aquel cofre había venido a nuestras manos, y qué era lo que venía dentro.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Viendo esto, desatamos a los moros y uno a uno los pusimos en tierra, de lo que ellos se quedaron admirados; pero llegando a desembarcar al padre de Zoraida, que ya estaba en todo su acuerdo, dijo: «¿Por qué pensáis, cristianos, que esta mala hembra huelga de que me deis libertad? ¿Pensáis que es por piedad que de mí tiene? No, por cierto; sino que lo hace por el estorbo que le dará mi presencia cuando quiera poner en ejecución sus malos deseos; ni penséis que la ha movido a mudar religión entender ella que la vuestra a la nuestra se 297 aventaja, sino el saber que en vuestra tierra se usa la deshonestidad más libremente que en la nuestra.» Y, volviéndose a Zoraida, teniéndole yo y otro cristiano de entrambos brazos asido porque algún desatino no hiciese, le dijo: «¡Oh infame moza y mal aconsejada muchacha! ¿Adónde vas ciega y desatinada, en poder destos perros, naturales enemigos nuestros? ¡Maldita sea la hora en que yo te engendré y malditos sean los regalos y deleites en que te he criado!» Pero viendo yo que llevaba término de no acabar tan presto, di priesa a ponelle en tierra, y desde allí, a voces, prosiguió en sus maldiciones y lamentos, rogando a Mahoma rogase a Alá que nos destruyese, confundiese y acabase; y cuando, por habernos hecho a la vela, no podimos oír sus palabras, vimos sus obras, que eran arrancarse las barbas, mesarse los cabellos y arrastrarse por el suelo; mas una vez esforzó la voz de tal manera, que podimos entender que decía: «¡Vuelve, amada hija, vuelve a tierra, que todo te lo perdono; entrega a esos hombres ese dinero que ya es suyo, y vuelve a consolar a este triste padre tuyo que en esta desierta arena dejará la vida, si tú le dejas!» Todo lo cual escuchaba Zoraida, y todo lo sentía y lloraba, y no supo decirle ni respondelle palabra, sino: «¡Plega a Alá, padre mío, que Lela Marién, que ha sido la causa de que yo sea cristiana, ella te consuele en tu tristeza! Alá sabe bien que no pude hacer otra cosa de la que he hecho, y que estos cristianos no deben nada a mi voluntad, pues aunque quisiera no venir con ellos y quedarme en mi casa, me fuera imposible, según la priesa que me daba mi alma a poner por obra esta que a mí me parece tan buena como tú, padre amado, la juzgas por mala.» Esto dijo a tiempo que ni su padre la oía, ni nosotros ya le veíamos; y, así, consolando yo a Zoraida, atendimos todos a nuestro viaje, el cual nos le facilitaba el proprio viento, de tal manera, que bien tuvimos por cierto de vernos otro día al amanecer en las riberas de España.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* No se admiraban de ver cautivos libres, ni moros cautivos, porque toda la gente de aquella costa está hecha a ver a los unos y a los otros, pero admirábanse de la hermosura de Zoraida, la cual en aquel instante y sazón estaba en su punto, ansí con el cansancio del camino como con la alegría de verse ya en tierra de cristianos, sin sobresalto de perderse, y esto le había sacado al rostro tales colores, que, si no es que la afición entonces me engañaba, osaré decir que más hermosa criatura no había en el mundo; a lo menos, que yo la hubiese visto.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* La paciencia con que Zoraida lleva las incomodidades que la pobreza trae consigo y el deseo que muestra tener de verse ya cristiana es tanto y tal, que me admira y me mueve a servirla todo el tiempo de mi vida; puesto que el gusto que tengo de verme suyo y de que ella sea mía me le turba y deshace no saber si hallaré en mi tierra algún rincón donde recogella, y si habrán hecho el tiempo y la muerte tal mudanza en la hacienda y vida de mi padre y hermanos, que apenas halle quien me conozca, si ellos faltan.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Traía de la mano a una doncella, al parecer de hasta diez y seis años, vestida de camino, tan bizarra, tan hermosa y tan gallarda, que a todos puso en admiración su vista, de suerte, que a no haber visto a Dorotea y a Luscinda y Zoraida, que en la venta estaban, creyeran que otra tal hermosura como la desta don- 73 Comienza la historia del Oidor y la del Mozo de mulas, las cuales enlazan con la historia anterior del Cautivo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó el oidor del razonamiento de don Quijote, a quien se puso a mirar muy de propósito.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y no menos le admiraba su talle que sus palabras, y, sin hallar ningunas con que respondelle, se tornó a admirar de nuevo cuando vio delante de sí a Luscinda, Dorotea y a Zoraida, que, a las nuevas de los nuevos güéspedes y a las que la ventera les había dado de la hermosura de la doncella, habían venido a verla y a recebirla.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirada quedó Dorotea de las sentidas razones de la muchacha, pareciéndole que se aventajaban en mucho a la discreción que sus pocos años prometían( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirados se quedaron los nuevos caminantes de las palabras de don Quijote, pero el ventero les quitó de aquella admiración, diciéndoles que era don Quijote, y que no había que hacer caso dél, porque estaba fuera de juicio( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Calló en diciendo esto el enamorado mancebo, y el oidor quedó en oírle suspenso, confuso y admirado, así de haber oído el modo y la discreción con que don Luis le había descubierto su pensamiento, como de verse en punto que no sabía él qué poder tomar en tan repentino y no esperado negocio; y así, no respondió otra cosa sino que se sosegase por entonces, y entretuviese a sus criados, que por aquel día no le volviesen, porque se tuviese tiempo para considerar lo que mejor a todos estuviese.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* ¿Que es posible que tanta gente honrada diga que esta no es bacía, sino yelmo? Cosa parece esta que puede poner en admiración a toda una universidad, por discreta que sea.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Llegáronse a él, que libre y seguro de tal acontecimiento dormía, y, asiéndole fuertemente, le ataron muy bien las manos y los pies; de modo que, cuando él despertó con sobresalto, no pudo menearse ni hacer otra cosa más que admirarse y suspenderse de ver delante de sí tan estraños visajes.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Cuando el canónigo oyó hablar al preso y al libre en semejante estilo, estuvo por hacerse la cruz de admirado, y no podía saber lo que le había acontecido; y en la mesma admiración cayeron todos los que con él venían.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Hanse de casar las fábulas mentirosas con el entendimiento de los que las leyeren, escribiéndose de suerte, que, facilitando los imposibles, allanando las grandezas, suspendiendo los ánimos, admiren, suspendan, alborocen y entretengan, de modo que anden a un mismo paso la admiración y la alegría juntas; y todas estas cosas no podrá hacer el que huyere de la verisimilitud y de la imitación, en quien consiste la perfeción de lo que se escribe.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Acuérdome que un día dije a uno destos pertinaces: «Decidme, ¿no os acordáis que ha pocos años que se representaron en España tres tragedias, que compuso un famoso poeta8855 destos reinos, las cuales fueron tales, que admiraron, alegraron y suspendieron a todos cuantos las oyeron, así simples como prudentes, así del vulgo como de los escogidos, y dieron más dineros a los representantes ellas tres solas que treinta de las mejores que después acá se han hecho?».( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Porque de haber oído la comedia artificiosa y bien ordenada, saldría el oyente alegre con las burlas, enseñado con las veras, admirado de los sucesos, discreto con las razones, advertido con los embustes, sagaz con los ejemplos, airado contra el vicio y enamorado de la virtud; que todos estos afectos ha de despertar la buena comedia en el ánimo del que la escuchare, por rústico y torpe que sea.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Un Viriato tuvo Lusitania; un César Roma; un Aníbal Cartago; un Alejandro Grecia; un Conde Fernán González Castilla; un Cid Valencia; un Gonzalo Fernández Andalucía; un Diego García de Paredes Extremadura; un Garci Pérez de Vargas Jerez; un Garcilaso Toledo; un don Manuel de León Sevilla, cuya leción de sus valerosos hechos puede entretener, enseñar, deleitar y admirar a los más altos ingenios que los leyeren.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó el canónigo de oír la mezcla que don Quijote hacía de verdades y mentiras, y de ver la noticia que tenía de todas aquellas cosas, tocantes y concernientes a los hechos de su andante caballería, y así, le respondió: —No puedo yo negar—, señor don Quijote—, que no sea verdad algo de lo que vuestra merced ha dicho, especialmente en lo que toca a los caballeros andantes españoles; y, asimesmo, quiero conceder que hubo Doce Pares de Francia, pero no quiero creer que hicieron todas aquellas cosas que el arzobispo Turpín dellos escribe; porque la verdad dello es que fueron caballeros escogidos por los reyes de Francia, a quien llamaron pares, por ser todos iguales en valor, en calidad y en valentía, a lo menos, si no lo eran, era razón que lo fuesen, y era como una religión de las que ahora se usan de Santiago o de Calatrava, que se presupone que los que la profesan han de ser o deben ser caballeros valerosos, valientes y bien nacidos; y como ahora dicen caballero de San Juan o de Alcántara, decían en aquel tiempo caballero de los Doce Pares, porque lo fueron doce iguales los que para esta religión militar se escogieron( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Acullá, de improviso, se le descubre un fuerte castillo o vistoso alcázar, cuyas murallas lo son de macizo oro, las almenas de diamantes, las puertas de jacintos; finalmente, él es de tan admirable compostura, que con ser la materia de que está formado no menos que de diamantes, de carbuncos, de rubíes, de perlas, de oro y de esmeraldas, es de más estimación su hechura.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, ¿hay más que ver, después de haber visto esto, que ver salir por la puerta del castillo un buen número de doncellas, cuyos galanos y vistosos trajes, si yo me pusiese ahora a decirlos como las historias nos los cuentan, sería nunca acabar; y tomar luego la que parecía principal de todas por la mano al atrevido caballero que se arrojó en el ferviente lago, y llevarle, sin hablarle palabra, dentro del rico alcázar o castillo, y hacerDON QUIJOTE DE LA MANCHA 345 le desnudar como su madre le parió, y bañarle con templadas aguas, y luego untarle todo con olorosos ungüentos, y vestirle una camisa de cendal delgadísimo, toda olorosa y perfumada, y acudir otra doncella y echarle un mantón sobre los hombros, que, por lo menos menos, dicen que suele valer una ciudad y aun más? ¿Qué es ver, pues, cuando nos cuentan que tras todo esto, le llevan a otra sala, donde halla puestas las mesas con tanto concierto, que queda suspenso y admirado? ¿Qué el verle echar agua a manos, toda de ámbar y de olorosas flores distilada? ¿Qué el hacerle sentar sobre una silla de marfil? ¿Qué verle servir todas las doncellas, guardando un maravilloso silencio? ¿Qué el traerle tanta diferencia de manjares, tan sabrosamente guisados, que no sabe el apetito a cuál deba de alargar la mano? ¿Cuál será oír la música que en tanto que come suena, sin saberse quién la canta ni adónde suena? Y ¿después de la comida acabada y las mesas alzadas, quedarse el caballero recostado sobre la silla, y quizá mondándose los dientes, como es costumbre, entrar a deshora por la puerta de la sala otra mucho más hermosa doncella que ninguna de las primeras, y sentarse al lado del caballero, y comenzar a darle cuenta de qué castillo es aquel, y de cómo ella está encantada en él, con otras cosas que suspenden al caballero y admiran a los leyentes que van leyendo su historia? No quiero alargarme más en esto, pues dello se puede colegir que cualquiera parte que se lea de cualquiera historia de caballero andante ha de causar gusto y maravilla a cualquiera que la leyere.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó el canónigo de los concertados disparates que don Quijote había dicho, del modo con que había pintado la aventura del Caballero del Lago, de la impresión que en él habían hecho las pensadas mentiras de los libros que había leído; y, finalmente, le admiraba la necedad de Sancho, que con tanto ahínco deseaba alcanzar el condado que su amo le había prometido( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Parece que lo entendió la cabra, porque, en sentándose su dueño, se tendió ella junto a él con mucho sosiego y, mirándole al rostro, daba a entender que estaba atenta a lo que el cabrero iba diciendo, el cual comenzó su historia desta manera: Que trata de lo que contó el cabrero a todos los que llevaban a don Quijote —Tres leguas deste valle está una aldea que9922, aunque pequeña, es de las más ricas que hay en todos estos contornos, en la cual había un labrador muy honrado, y tanto, que aunque es anejo al ser rico el ser honrado, más lo era él por la virtud que tenía, que por la riqueza que lo alcanzaba; mas lo que le hacía más dichoso, según él decía, era tener una hija de tan estremada hermosura, rara discreción, donaire y virtud, que el que la conocía y la miraba, se admiraba de ver las estremadas partes con que el cielo y la naturaleza la habían enriquecido( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Contó también como el soldado, sin quitalle su honor, le robó cuanto tenía, y la dejó en aquella cueva y se fue: suceso que de nuevo puso en admiración a todos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Entre estos disparatados, el que muestra que menos y más juicio tiene es mi competidor Anselmo, el cual, teniendo tantas otras cosas de que quejarse, sólo se queja de ausencia, y al son de un rabel que admirablemente toca, con versos donde muestra su buen entendimiento, cantando se queja; yo sigo otro camino, más fácil y a mi parecer el más acertado, que es decir mal de la ligereza de las mujeres, de su inconstancia, de su doble trato, 351 de sus promesas muertas, de su fe rompida y, finalmente, del poco discurso que tienen en saber colocar sus pensamientos e intenciones que tienen.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Mas decidme, ¿qué es eso de ínsulas, que no lo entiendo? —No es la miel para la boca del asno —respondió Sancho—; a su tiempo lo verás, mujer, y aun te admirarás de oírte llamar señoría de todos tus vasallos( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Es obra muy digna de su grande ingenio, honra y lustre de nuestra nación, admiración y invidia de las estrañas.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —Tienes mucha razón, sobrina, en lo que dices —respondió don Quijote—, y cosas te pudiera yo decir cerca de los linajes, que te admiraran, pero por no mezclar lo divino con lo humano, no las digo.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó el bachiller de oír el término y modo de hablar de Sancho Panza, que, puesto que había leído la primera historia de su señor, nunca creyó que era tan gracioso como allí le pintan; pero oyéndole decir ahora «testamento y codicilo que no se pueda revolcar», en lugar de «testamento y codicilo que no se pueda revocar», creyó todo lo que dél había leído, y confirmolo por uno de los mas solenes mentecatos de nuestros siglos, y dijo entre sí que tales dos locos como amo y mozo no se habrían visto en el mundo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* A esta sazón ya se había puesto don Quijote de hinojos junto a Sancho, y miraba con ojos desencajados y vista turbada a la que Sancho llamaba reina y señora, y como no descubría en ella sino una moza aldeana y no de muy buen rostro, porque era carirredonda y chata, estaba suspenso y admirado, sin osar desplegar los labios.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Riose don Quijote de las afectadas razones de Sancho, y pareciole ser verdad lo que decía de su emienda, porque de cuando en cuando hablaba de manera que le admiraba, puesto que todas o las más veces que Sancho quería hablar de oposición, y a lo cortesano, acababa su razón con despeñarse del monte de su simplicidad al profundo de su ignorancia, y en lo que él se mostraba más elegante y memorioso era en traer refranes, viniesen o no viniesen a pelo de lo que trataba, como se habrá visto y se habrá notado en el discurso desta historia( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Digo que dicen que dejó el autor escrito que los había comparado en la amistad a la que tuvieron Niso y Eurialo, y Pilades y Orestes, y si esto es así, se podía echar de ver, para universal admiración, cuán firme debió ser la amistad destos dos pacíficos animales, y para confusión de los hombres, que tan mal saben guardarse amistad los unos a los otros.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó don Quijote de oír al Caballero del Bosque, y estuvo mil veces por decirle que mentía, y ya tuvo el mentís en el pico de la lengua; pero reportose lo mejor que pudo por hacerle confesar por su propia boca su mentira, y, así, sosegadamente le dijo: —De que vuesa merced, señor caballero, haya vencido a los mas caballeros andantes de España, y aun de todo el mundo, no digo nada; pero de que haya vencido a don Quijote de la Mancha, póngolo en duda; podría ser que fuese otro que le pareciese, aunque hay pocos que le parezcan( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Apenas le vio caído Sancho, cuando se deslizó del alcornoque, y a toda priesa vino donde su señor estaba, el cual, apeándose de Rocinante, fue sobre el de los Espejos, y quitándole las lazadas del yelmo para ver si era muerto, y para que le diese el aire, si acaso estaba vivo, y vio..., ¿quién podrá decir lo que vio, sin causar admiración, maravilla y espanto a los que lo oyeren? Vio, dice la 114 ación: correa de la silla de la que cuelga el estribo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, echando mano a la derecha, sacó unas narices de pasta y barniz de máscara, de la manifatura que quedan delineadas, y mirándole más y más Sancho, con voz admirativa y grande, dijo: —¡Santa María, y valme!, ¿este no es Tomé Cecial, mi vecino y mi compadre? —Y ¡cómo si lo soy!, respondió el ya desnarigado escudero.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Finalmente, por encerrarlo todo en breves palabras, o en una sola, digo que yo soy don Quijote de la Mancha, por otro nombre llamado el Caballero de la Triste Figura, y puesto que las propias alabanzas envilecen, esme forzoso decir yo tal vez las mías, y esto se entiende cuando no se halla presente quien las diga; así que, señor gentilhombre, ni este caballo, ni esta lanza, ni este escudo ni escudero, ni todas juntas estas armas, ni la amarillez de mi rostro, ni mi atenuada flaqueza os podrá admirar de aquí adelante, habiendo ya sabido quién soy y la profesión que hago( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Volvió Sancho a cobrar la albarda, habiendo sacado a plaza la risa de la profunda malencolía de su amo y causado nueva admiración a don Diego( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó el del verde gabán del razonamiento de don Quijote, y tanto, que fue perdiendo de la opinión que con él tenía de ser mentecato.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y todo lo miraba el hidalgo, y de todo se admiraba, especialmente cuando, después de haberse limpiado don Quijote cabeza, rostro y barbas y celada, se la encajó, y afirmándose bien en los estribos, requiriendo la espada y asiendo la lanza, dijo: —Ahora venga lo que viniere; que aquí estoy con ánimo de tomarme con el mesmo Satanás en persona( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* No había aún llegado a su noticia la primera parte de su historia; que si la hubiera leído, cesara la admiración en que lo ponían sus hechos y sus palabras, pues ya supiera el género de su locura; pero como no la sabía, ya le tenía por cuerdo y ya por loco, porque lo que hablaba era concertado, elegante y bien dicho, y lo que hacía, disparatado, temerario y tonto, y decía entre sí, ¿qué mas locura puede ser que ponerse la celada llena de requesones y darse a entender que le ablandaban los cascos los encantadores, y qué mayor temeridad y disparate que querer pelear por fuerza con leones? Destas imaginaciones y deste soliloquio le sacó don Quijote, diciéndole: —¿Quién duda, señor don Diego de Miranda, que vuestra merced no me tenga en su opinión por un hombre disparatado y loco? Y no sería mucho que así fuese, porque mis obras no pueden dar testimonio de otra cosa; pues, con todo esto, quiero que vuestra merced advierta que no soy tan loco ni tan menguado como debo de haberle parecido.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Decidme, señor, si sois servido, algunos versos mayores; que quiero tomar de todo en todo el pulso a vuestro admirable ingenio( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Cuatro días estuvo don Quijote regaladísimo en la casa de don Diego, al cabo de los cuales le pidió licencia para irse, diciéndole que le agradecía la merced y buen tratamiento que en su casa había recebido, pero que por no parecer bien que los caballeros andantes se den muchas horas al ocio y al regalo se quería ir a cumplir con su oficio, buscando las aventuras, de quien tenía noticia que aquella tierra abundaba, donde esperaba entretener el tiempo hasta que llegase el día de las justas de Zaragoza, que era el de su derecha derrota112233, y que primero había de entrar en la cueva de Montesinos, de quien tantas y tan admirables cosas en aquellos contornos se contaban, sabiendo e inquiriendo 453 122 Historia trágica de dos amantes famosos, contada por Ovidio en su Metamorfosis, que murieron víctimas de una cadena de equivocaciones, como Romeo y Julieta( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* De nuevo se admiraron padre y hijo de las entremetidas razones de don Quijote, ya discretas y ya disparatadas, y del tema y tesón que llevaba de acudir de todo en todo a la busca de sus desventuradas aventuras, que las tenía por fin y blanco de sus deseos; reiteráronse los ofrecimientos y comedimientos, y con la buena licencia de la señora del castillo, don Quijote y Sancho, sobre Rocinante y el rucio, se partieron( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* villa grande, donde las habían comprado y las llevaban a su aldea; y así, estudiantes como labradores cayeron en la misma admiración en que caían todos aquellos que la vez primera veían a don Quijote y morían por saber qué hombre fuese aquel tan fuera del uso de los otros hombres.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Todo esto para los labradores era hablarles en griego o en jerigonza, pero no para los estudiantes, que luego entendieron la flaqueza del celebro de don Quijote; pero, con todo eso, le miraban con admiración y con respecto, y uno dellos le dijo: —Si vuesa merced, señor caballero, no lleva camino determinado, como no le suelen llevar los que buscan las aventuras, vuesa merced se venga con nosotros, verá una de las mejores bodas112255 y más ricas que hasta el día de hoy se habrán celebrado en la Mancha, ni en otras muchas leguas a la redonda( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedaron todos los circunstantes admirados, y algunos dellos, más simples que curiosos, en altas voces comenzaron a decir: —¡Milagro, milagro! Pero Basilio replicó: —No milagro, milagro, sino industria, industria( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* De las admirables cosas que el estremado don Quijote contó que había visto en la profunda cueva de Montesinos, cuya imposibilidad y grandeza hace que se tenga esta aventura por apócrifa114477 Las cuatro de la tarde serían cuando el sol, entre nubes cubierto, con luz escasa y templados rayos dio lugar a don Quijote para que sin calor y pesadumbre contase a sus dos clarísimos114488 oyentes lo que en la cueva de Montesinos había visto, y comenzó en el modo siguiente: —A obra de doce o catorce estados de la profundidad desta mazmorra, a la derecha mano, se hace una concavidad y espacio capaz de poder caber en ella un gran carro con sus mulas; éntrale una pequeña luz por unos resquicios o agujeros que lejos le responden, abiertos en la superficie de la tierra; esta concavidad y espacio vi yo, a tiempo cuando ya iba cansado y mohíno de verme pendiente y colgado de la soga, caminar por aquella escura región abajo, sin llevar cierto ni determinado camino, y, así, determiné entrarme en ella y descansar un poco; di voces pidiéndoos que no descolgásedes más soga hasta que yo os lo dijese, pero no debistes de oírme; fui recogiendo la soga que enviábades, y, haciendo della una rosca o rimero, me senté sobre él, pensativo a demás114499, considerando lo que hacer debía para calar al fondo, no teniendo quien me sustentase; y estando en este pensamiento y confusión, de repente y sin procurarlo, me salteó un sueño profundísimo, y cuando menos lo pensaba, sin saber cómo ni cómo no, desperté dél y me hallé en la mitad del más bello, 475 147 apocrifa: falsa( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Ofrecióseme luego a la vista un real y suntuoso palacio o alcázar, cuyos muros y paredes parecían de transparente y claro cristal fabricados, del cual abriéndose dos grandes puertas, vi que por ellas salía y hacia mí se venía un venerable anciano, vestido con un capuz de bayeta morada, que por el suelo le arrastraba; ceñíale los hombros y los pechos una beca de colegial de raso verde, cubríale la cabeza una gorra milanesa negra, y la barba, canísima, le pasaba de la cintura; no traía arma ninguna, sino un rosario de cuentas en la mano, mayores que medianas nueces, y los dieces asimismo como huevos medianos de avestruz; el continente, el paso, la gravedad y la anchísima presencia, cada cosa de por sí y todas juntas, me suspendieron y admiraron.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El cómo o para qué nos encantó nadie lo sabe, y ello dirá andando los tiempos, que no están muy lejos, según imagino; lo que a mí me admira es que sé, tan cierto como ahora es de día, que Durandarte acabó los de su vida en mis brazos y que después de muerto le saqué el corazón con mis propias manos, y en verdad que debía de pesar dos libras, porque, según los naturales, el que tiene mayor corazón es dotado de mayor valentía del que le tiene pequeño; pues siendo esto así, y que realmente murió este caballero, ¿cómo ahora se queja y sospira de cuando en cuando, como si estuviese vivo?» Esto dicho, el mísero Durandarte, dando una gran voz, dijo: «¡Oh mi primo Montesinos!, lo postrero que os rogaba, que cuando yo fuere muerto y mi ánima arrancada, que llevéis mi corazón adonde Belerma estaba, sacándomele del pecho, ya con puñal, ya con daga»( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* ¿No se representan por ahí casi de ordinario mil comedias llenas de mil impropiedades y disparates, y, con todo eso, corren felicísimamente su carrera y se escuchan, no sólo con aplauso, sino con admiración y todo? Prosigue, muchacho, y deja decir, que como yo llene mi talego, siquiera represente más impropiedades que tiene átomos el sol( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El ventero, que no conocía a don Quijote, tan admirado le tenían sus locuras como su liberalidad.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Donde se da cuenta quiénes eran maese Pedro y su mono, con el mal suceso que don Quijote tuvo en la aventura del rebuzno, que no la acabó como él quisiera y como lo tenía pensado Entra Cide Hamete, coronista desta grande historia, con estas palabras en este capítulo: «Juro como católico cristiano»; a lo que su traductor dice que el jurar Cide Hamete como católico cristiano, siendo él moro como sin duda lo era, no quiso decir otra cosa sino que, así como el católico cristiano, cuando jura, jura o debe jurar verdad y decirla en lo que dijere, así él la decía como si jurara como cristiano católico en lo que quería escribir de don Quijote, especialmente en decir quién era maese Pedro y quién el mono adivino que traía admirados todos aquellos pueblos con sus adivinanzas( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Así como entró en la venta conoció a don Quijote y a Sancho, por cuyo conocimiento le fue fácil poner en admiración a don Quijote y a Sancho Panza y a todos los que en ella estaban; pero hubiérale de costar caro, si don Quijote bajara un poco más la mano cuando cortó la cabeza al rey Marsilio y destruyó toda su caballería, como queda dicho en el antecedente capítulo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Don Quijote, alzando la visera, con gentil brío y continente llegó hasta el estandarte del asno y allí se le pusieron alrededor todos los más principales del ejército, por verle, admirados con la admiración acostumbrada en que caían todos aquellos que la vez primera le miraban.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Los pescadores y molineros estaban admirados, mirando aquellas dos figuras tan fuera del uso, al parecer, de los otros hombres, y no acababan de entender a dó se encaminaban las razones y preguntas que don Quijote les decía, y, teniéndolos por locos, les dejaron y se recogieron a sus aceñas, y los pescadores a sus ranchos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Levantose Sancho, admirado así de la hermosura de la buena señora como de su mucha crianza y cortesía, y más de lo que había dicho que tenía noticia de su señor el Caballero de la Triste Figura, y que, si no le había llamado el de los Leones, debía de ser por habérsele puesto tan nuevamente.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y todos, o los más, derramaban pomos de aguas olorosas sobre don Quijote y sobre los duques, de todo lo cual se admiraba don Quijote, y aquel fue el primer día que de todo en todo conoció y creyó ser caballero andante verdadero y no fantástico, viéndose tratar del mesmo modo que él había leído se trataban los tales caballeros en los pasados siglos( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Llegó la de la fuente y con gentil donaire y desenvoltura encajó la fuente debajo de la barba de don Quijote; el cual, sin hablar palabra, admirado de semejante ceremonia, creyendo que debía ser usanza de aquella tierra en lugar de las manos lavar las barbas, y así, tendió la suya todo cuanto pudo, y al mismo punto comenzó a llover el aguamanil y la doncella del jabón le manoseó las barbas con mucha priesa, levantando copos de nieve (que no eran menos blancas las jabonaduras) no sólo por las barbas, mas por todo el rostro y por los ojos del obediente caballero, tanto que se los hicieron cerrar por fuerza( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* No pudo la duquesa tener la risa oyendo la simplicidad de su dueña, ni dejó de admirarse en oír las razones y refranes de Sancho, a quien dijo: —Ya sabe el buen Sancho que lo que una vez promete un caballero procura cumplirlo, aunque le cueste la vida.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Que cuenta de la noticia que se tuvo de cómo se había de desencantar la sin par Dulcinea del Toboso, que es una de las aventuras más famosas deste libro Grande era el gusto que recebían el duque y la duquesa de la conversación de don Quijote y de la de Sancho Panza, y, confirmándose en la intención que tenían de hacerles algunas burlas que llevasen vislumbres y apariencias de aventuras, tomaron motivo de la que don Quijote ya les había contado de la cueva de Montesinos para hacerle una que fuese famosa (pero de lo que más la duquesa se admiraba era que la simplicidad de Sancho fuese tanta, que hubiese venido a creer ser verdad infalible que Dulcinea del Toboso estuviese encantada, habiendo sido él mesmo el encantador y el embustero de aquel negocio); y, así, habiendo dado orden a sus criados de todo lo que habían de hacer, de allí a seis días le llevaron a caza de montería, con tanto aparato de monteros y cazadores como pudiera llevar un rey coronado.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Renovose la admiración en todos, especialmente en Sancho y don Quijote; en Sancho, en ver que, a despecho de la verdad, querían que estuviese encantada Dulcinea; en don Quijote, por no poder asegurarse si era verdad o no lo que le había pasado en la cueva de Montesinos; y, estando elevado en estos pensamientos, el duque le dijo: —¿Piensa vuestra merced esperar, señor don Quijote? —¿Pues no? —respondió él—.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Donde se prosigue la noticia que tuvo don Quijote del desencanto de Dulcinea con otros admirables sucesos Al compás de la agradable música vieron que hacia ellos venía un carro de los que llaman triunfales, tirado de seis mulas pardas encubertadas, empero, de lienzo blanco, y sobre cada una venía un diciplinante de luz, asimesmo vestido de blanco, con una hacha de cera grande, encendida, en la mano; era el carro dos veces, y aun tres, mayor que los pasados, y los lados y encima dél, ocupaban doce otros diciplinantes albos como la nieve, todos con sus hachas encendidas, vista que admiraba y espantaba juntamente; y en un levantado trono venía sentada una ninfa vestida de mil velos de tela de plata, brillando por todos ellos infinitas hojas de argentería de oro, que la hacían, si no rica, a lo menos, vistosamente vestida; traía el rostro cubierto con un transparente y delicado cendal, de modo, que, sin impedirlo sus lizos, por entre ellos se descubría un hermosísimo rostro de doncella; y las muchas luces daban lugar para distinguir la belleza y los años, que, al parecer, no llegaban a veinte ni bajaban de diez y siete; junto a ella venía una figura vestida de una ropa de las que llaman rozagantes, hasta los pies, cubierta la cabeza con un velo negro; pero al punto que llegó el carro a estar frente a frente de los duques y de don Quijote, cesó la música de las chirimías, y luego la de las arpas y laúdes que en el carro sonaban; y, levantándose en pie la figura de la ropa, la apartó a entrambos lados, y, quitándose el velo del rostro, descubrió patentemente ser la mesma figura de la Muerte descarnada y fea, de que don Quijote recibió pesadumbre, y Sancho miedo, y los duques hicieron algún sentimiento temeroso.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Pero hacer caso de tres mil y trecientos azotes, que no hay niño de la doctrina, por ruin que sea, que no se los lleve cada mes, admira, adarva, espanta a todas las entrañas piadosas de los que lo escuchan y aun las de todos aquellos que lo vinieren a saber con el discurso del tiempo.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Hízolo así el espantajo prodigioso, y, puesto en pie, alzó el antifaz del rostro y hizo patente la más horrenda, la más larga, la más blanca y más poblada barba que hasta entonces humanos ojos habían visto, y luego desencajó y arrancó del ancho y dilatado pecho una voz grave y sonora, y, poniendo los ojos en el duque, dijo: —Altísimo y poderoso señor: a mí me llaman Trifaldín el de la Barba Blanca, soy escudero de la condesa Trifaldi, por otro nombre llamada la dueña Dolorida, de parte de la cual traigo a vuestra grandeza una embajada, y es que la vuestra magnificencia sea servida de darla facultad y licencia para entrar a decirle su cuita, que es una de las más nuevas y más admirables que el más cuitado pensamiento del orbe lo pueda haber pensado; y primero quiere saber si está en este vuestro castillo el valeroso y jamás vencido caballero don Quijote de la Mancha, en cuya busca viene a pie, y sin desayunarse, desde el reino de Candaya hasta este vuestro estado, cosa que se puede y debe tener a milagro o a fuerza de encantamento; ella queda a la puerta desta fortaleza o casa de campo y no aguarda para entrar sino vuestro beneplácito.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Oyendo lo cual Trifaldín, inclinó la rodilla hasta el suelo, y, haciendo al pífaro y tambores señal que tocasen, al mismo son y al mismo paso que había entrado se volvió a salir del jardín dejando a todos admirados de su presencia y compostura.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y luego la Dolorida y las demás dueñas alzaron los antifaces con que cubiertas venían, y descubrieron los rostros todos poblados de barbas, cuáles rubias, cuáles negras, cuáles blancas, y cuáles albarrazadas, de cuya vista mostraron quedar admirados el duque y la duquesa, pasmados don Quijote y Sancho, y atónitos todos los presentes, y la Trifaldi prosiguió: —Desta manera nos castigó aquel follón y malintencionado de Malambruno, cubriendo la blandura y morbidez de nuestros rostros con la aspereza destas cerdas; que pluguiera al cielo que antes con su desmesurado alfanje nos hubiera derribado las testas, que no que nos asombrara la luz de nuestras caras con esta borra que nos cubre, porque si entramos en cuenta, señores míos (y esto que voy a decir agora lo quisiera decir hechos mis ojos fuentes, pero la consideración de nuestra desgracia y los mares que hasta aquí han llovido, los tienen sin humor y secos como aristas, y, así, lo diré sin lágrimas), digo, pues, que ¿adónde podrá ir una dueña con barbas? ¿Qué padre o qué madre se dolerá della? ¿Quién la dará ayuda? Pues aun cuando tiene la tez lisa y el rostro martirizado con mil suertes de menjurjes y mudas apenas halla quien bien la quiera, ¿qué hará cuando descubra hecho un bosque su rostro? ¡Oh dueñas y compañeras mías, en desdichado punto nacimos, en hora menguada nuestros padres nos engendraron! 551 177 «¿Quién al oírlo podrá contener las lágrimas?» Cita burlesca de la Eneida de Virgilio( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —Tápenme —respondió Sancho—, y pues no quieren que me encomiende a Dios ni que sea encomendado, ¿qué mucho que tema no ande por aquí alguna región de diablos que den con nosotros en Peralbillo?117799 Cubriéronse, y, sintiendo don Quijote que estaba como había de estar, tentó la clavija, y apenas hubo puesto los dedos en ella, cuando todas las dueñas y cuantos estaban presentes levantaron las voces, diciendo: —¡Dios te guíe, valeroso caballero! ¡Dios sea contigo, escudero intrépido! ¡Ya, ya vais por esos aires, rompiéndolos con más velocidad que una saeta! ¡Ya comenzáis a suspender y admirar a cuantos desde la tierra os están mirando! ¡Tente, valeroso Sancho, que te bamboleas, mira no cayas; que será peor tu caída que la del atrevido mozo11 8800 que quiso regir el carro del Sol su padre! Oyó Sancho las voces, y, apretándose con su amo, y ciñiendole con los brazos, le dijo: —Señor, ¿cómo dicen estos que vamos tan altos, si alcanzan acá sus voces y no parece sino que están aquí hablando, junto a nosotros? —No repares en eso, Sancho; que como estas cosas y estas volaterías van fuera de los cursos ordinarios, de mil leguas verás y oirás lo que quisieres.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y creció más su admiración cuando a un lado del jardín vieron hincada una gran lanza en el suelo, y pendiente della y de dos cordones de seda verde un perga- 559 560mino liso y blanco, en el cual con grandes letras de oro estaba escrito lo siguiente: El ínclito caballero don Quijote de la Mancha feneció y acabó la aventura de la condesa Trifaldi, por otro nombre llamada la dueña Dolorida, y compañía, con sólo intentarla( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y luego prosigue la historia diciendo que, en acabando de comer don Quijote el día que dio los consejos a Sancho, aquella tarde se los dio escritos para que él buscase quien se los leyese; pero, apenas se los hubo dado, cuando se le cayeron y vinieron a manos del duque, que los comunicó con la duquesa, y los dos se admiraron de nuevo de la locura y del ingenio de don Quijote( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Deja, lector amable, ir en paz y en hora buena al buen Sancho, y espera dos fanegas de risa que te ha de causar el saber cómo se portó en su cargo y, en tanto, atiende a saber lo que le pasó a su amo aquella noche; que, si con ello no rieres, por lo menos desplegarás los labios con risa de jimia, porque los sucesos de don Quijote, o se han de celebrar con admiración o con risa( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El traje, las barbas, la gordura y pequeñez del nuevo gobernador tenía admirada a toda la gente que el busilis del cuento no sabía, y aun a todos los que lo sabían, que eran muchos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Si la sentencia pasada1188 66 de la bolsa del ganadero movió a admiración a los circunstantes, esta les provocó a risa; pero, en fin, se hizo lo que mandó el gobernador; ante el cual se presentaron dos hombres ancianos, el uno traía una cañaheja por báculo, y el sin báculo dijo: 186 Debe entenderse pasada después, porque es el pleito que se cuenta más adelante( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedaron todos admirados, y tuvieron a su gobernador por un nuevo Salomón.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Finalmente, el un viejo corrido y el otro pagado, se fueron, y los presentes quedaron admirados.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* El hombre le dio las gracias lo peor que supo y fuese, y los circunstantes quedaron admirados de nuevo de los juicios y sentencias de su nuevo gobernador( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Apagaron las velas que en el aposento ardían, y andaban buscando por do escaparse; el descolgar y subir del cordel de los grandes cencerros no cesaba; la mayor parte de la gente del castillo, que no sabía la verdad del caso, estaba suspensa y admirada( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y digo, señor, que, si pudiera pintar su gentileza y la altura de su cuerpo, fuera cosa de admiración; pero no puede ser a causa de que ella está agobiada y encogida y tiene las rodillas con la boca y, con todo eso, se echa bien de ver que si se pudiera levantar diera con la cabeza en el techo, y ya ella hubiera dado la mano de esposa a mi bachiller, sino que no la puede estender, que está añudada; y con todo, en las uñas largas y acanaladas se muestra su bondad y buena hechura( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* No tratamos tan secretamente nuestros amores que no viniesen a noticia de mi señora, la cual, por escusar dimes y diretes, nos casó en paz y en haz de la santa madre Iglesia católica romana, de cuyo matrimonio nació una hija para rematar con mi ventura, si alguna tenía, no porque yo muriese del parto, que le tuve derecho y en sazón, sino porque desde allí a poco murió mi esposo de un cierto espanto que tuvo, que, a tener ahora lugar para contarle, yo sé que vuesa merced se admirara( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y no fue vano su temor, porque, en dejando molida a la dueña los callados verdugos (la cual no osaba quejarse), acudieron a don Quijote, y, desenvolviéndole de la sabana y de la colcha, le pellizcaron tan a menudo y tan reciamente, que no pudo dejar de defenderse a puñadas, y todo esto en silencio admirable( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Todos los que conocían a Sancho Panza se admiraban, oyéndole hablar tan elegantemente, y no sabían a qué atribuirlo sino a que los oficios y cargos graves, o adoban, o entorpecen los entendimientos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* ¿Qué os parece desto, amigos?; ¿digo algo, o quiébrome la cabeza? —Dice tanto vuesa merced, señor gobernador —dijo el mayordomo—, que estoy admirado de ver que un hombre tan sin letras como vuesa merced, que a lo que creo no tiene ninguna, diga tales y tantas cosas llenas de sentencias y de avisos, tan fuera de todo aquello que del ingenio de vuesa merced esperaban los que nos enviaron y los que aquí venimos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Finalmente, la moza parecía bien a todos, y ninguno la conoció de cuantos la vieron, y los naturales del lugar dije- 597 598ron que no podían pensar quién fuese, y los consabidores de las burlas que se habían de hacer a Sancho fueron los que más se admiraron, porque aquel suceso y hallazgo no venia ordenado por ellos, y, así, estaban dudosos, esperando en qué pararía el caso( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Llegaron, pues, y, tirando el hermano una china a una reja, al momento bajó una criada que los estaba esperando y les abrió la puerta, y ellos se entraron dejando a todos admirados, así de su gentileza y hermosura, como del deseo que tenían de ver mundo de noche y sin salir del lugar; pero todo lo atribuyeron a su poca edad( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Leyolas el cura de modo que las oyó Sansón Carrasco, y Sansón y el cura se miraron el uno al otro como admirados de lo que habían leído.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quitole el cura los corales del cuello y mirolos y remirolos, y, certificándose que eran finos, tornó a admirarse de nuevo, y dijo: —Por el hábito que tengo, que no sé qué me diga ni qué me piense de estas cartas y destos presentes; por una parte veo y toco la fineza de estos corales, y por otra leo que una duquesa envía a pedir dos docenas de bellotas( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* y belleza de la disfrazada doncella; y el mayordomo ocupó lo que della faltaba en escribir a sus señores lo que Sancho Panza hacía y decía, tan admirado de sus hechos como de sus dichos: porque andaban mezcladas sus palabras y sus acciones con asomos discretos y tontos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Las cartas fueron solenizadas, reídas, estimadas y admiradas, y para acabar de echar el sello llegó el correo, el que traía la que Sancho enviaba a don Quijote, que asimesmo se leyó públicamente, la cual puso en duda la sandez del gobernador( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Abrazáronle todos, y él, llorando, abrazó a todos, y los dejó admirados así de sus razones como de su determinación tan resoluta y tan discreta( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y lo que me tiene admirado es no saber por qué se fue mi mujer y mi hija antes a Berbería que a Francia, adonde podía vivir como cristiana( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* En fin, le detuvo y no cayó; y, llegándose algo más cerca sin apearse, miró aquella hondura, y, estándola mirando, oyó grandes voces dentro, y, escuchando atentamente, pudo percebir y entender que el que las daba decía: —¡Ah de arriba! ¿Hay algún cristiano que me escuche o algún caballero caritativo que se duela de un pecador enterrado en vida, o un desdichado desgobernado gobernador? Pareciole a don Quijote que oía la voz de Sancho Panza, de que quedó suspenso y asombrado y, levantando la voz todo lo que pudo, dijo: —¿Quién está allá bajo, quién se queja? —¿Quién puede estar aquí, o quién se ha de quejar —respondieron—, sino el asendereado de Sancho Panza, gobernador, por sus pecados y por su mala andanza, de la ínsula Barataria, escudero que fue del famoso caballero don Quijote de la Mancha? Oyendo lo cual don Quijote, se le dobló la admiración y se le acrecentó el pasmo, viniéndosele al pensamiento que Sancho Panza debía de ser muerto, y que estaba allí penando su alma; y, llevado desta imaginación, dijo: —Conjúrote por todo aquello que puedo conjurarte, como católico cristiano, que me digas quién eres, y si eres alma en pena, dime qué quieres que haga por ti, que pues es mi profesión favorecer y acorrer a los necesitados deste mundo, también lo seré para acorrer y ayudar a los menesterosos del otro mundo, que no pueden ayudarse por sí propios( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedó admirado el maese de campo de las razones de Tosilos y, como era uno de los sabidores de la máquina de aquel caso, no le supo responder palabra( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedó la duquesa admirada de la desenvoltura de Altisidora, que aunque la tenía por atrevida, graciosa y desenvuelta, no en grado que se atreviera a semejantes desenvolturas; y como no estaba advertida desta burla, creció más su admiración.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Quedó Sancho de nuevo como si jamás hubiera conocido a su señor, admirado de lo que sabía, pareciéndole que no debía de haber historia en el mundo ni suceso que no lo tuviese cifrado en la uña y clavado en la memoria, y díjole: —En verdad, señor nuestramo, que, si esto que nos ha sucedido hoy se puede llamar aventura, ella ha sido de las mas suaves y dulces que en todo el 637 638discurso de nuestra peregrinación nos ha sucedido; della habemos salido sin palos y sobresalto alguno; ni hemos echado mano a las espadas, ni hemos batido la tierra con los cuerpos, ni quedamos hambrientos.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* A lo que respondió don Quijote: —Por cierto, hermosísima señora, que no debió de quedar mas suspenso ni admirado Anteón cuando vio al improviso bañarse en las aguas a Diana, como yo he quedado atónito en ver vuestra belleza.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Sumo fue el contento que los dos caballeros recibieron de oír contar a don Quijote los estraños sucesos de su historia, y así, quedaron admirados de sus disparates, como del elegante modo con que los contaba.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Con esto se despidieron, y don Quijote y Sancho se retiraron a su aposento, dejando a don Juan y a don Jerónimo admirados de ver la mezcla que había hecho de su discreción y de su locura, y verdaderamente creyeron que estos eran los verdaderos don Quijote y Sancho, y no los que describía su autor aragonés( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Roque, admirado de la gallardía, bizarría, buen talle y suceso de la hermosa Claudia, le dijo: —Ven, señora, y vamos a ver si es muerto tu enemigo; que después veremos lo que más te importare( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó don Quijote de oír hablar a Roque tan buenas y concertadas razones, porque él se pensaba que entre los de oficios semejantes de robar, matar y saltear, no podía haber alguno que tuviese buen discurso, y respondiole: —Señor Roque, el principio de la salud está en conocer la enfermedad, y en querer tomar el enfermo las medicinas que el medico le ordena; vuesa merced está enfermo, conoce su dolencia, y el cielo, o Dios, por mejor decir, que es nuestro médico, le aplicará medicinas que le sanen, las cuales suelen sanar poco a poco y no de repente y por milagro; y más, que los pecadores discretos están mas cerca de enmendarse que los simples, y, pues vuesa merced ha mostrado en sus razones su prudencia, no hay sino tener buen ánimo y esperar mejoría de la enfermedad de su conciencia.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, trayéndole aderezo de escribir, de que siempre andaba proveído Roque, les dio por escrito un salvoconduto para los mayorales de sus escuadras, y, despidiéndose dellos, los dejó ir libres y admirados de su nobleza, de su gallarda disposición y estraño proceder, teniéndole más por un Alejandro Magno que por ladrón conocido.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* De lo que le sucedió a don Quijote en la entrada de Barcelona, con otras cosas que tienen más de lo verdadero que de lo discreto Tres días y tres noches estuvo don Quijote con Roque, y, si estuviera trecientos años, no le faltara qué mirar y admirar en el modo de su vida; aquí amanecían, acullá comían, unas veces huían sin saber de quién, y otras esperaban sin saber a quién.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —En fee de esa promesa —respondió don Antonio—, quiero poner a vuesa merced en admiración con lo que viere y oyere, y darme a mí algún alivio de la pena que me causa no tener con quien comunicar mis secretos, que no son para fiarse de todos( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirado quedó don Quijote de la virtud y propiedad de la cabeza, y estuvo por no creer a don Antonio.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y si no eran los dos amigos de don Antonio, ninguna otra persona sabía el busilis del encanto, y aun si don Antonio no se le hubiera descubierto primero a sus amigos, también ellos cayeran en la admiración en que los demás cayeron, sin ser posible otra cosa; con tal traza y tal orden estaba fabricada( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —¡Aquí sí que fue el admirarse de nuevo; aquí sí que fue el erizarse los cabellos a todos, de puro espanto! Y, apartándose don Antonio de la cabeza, dijo: —¡Esto me basta para darme a entender que no fui engañado del que te me vendió, cabeza sabia, cabeza habladora, cabeza respondona, y admirable cabeza! Llegue otro y pregúntele lo que quisiere( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Pero no se acabó la admiración en que todos quedaron, excepto los dos amigos de don Antonio que el caso sabían.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —¿Mujer, y cristiana, y en tal traje y en tales pasos? Más es cosa para admirarla que para creerla( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Hablé con don Gaspar, contele el peligro que corría el mostrar ser hombre, vestile de mora, y aquella mesma tarde le truje a la presencia del rey, el cual, en viéndole, quedó admirado y hizo disignio de guardarla para hacer presente della al Gran Señor; y por huir del peligro que en el serrallo de sus mujeres podía tener y temer de sí mismo, la mandó poner en casa de unas principales moras que la guardasen y la sirviesen, adonde le llevaron luego.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Admirados del estraño caso todos los presentes, el general dijo: —Una por una vuestras lagrimas no me dejarán cumplir mi juramento; vivid, hermosa Ana Félix, los años de vida que os tiene determinados el cielo y lleven la pena de su culpa los insolentes y atrevidos que la cometieron( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Las dos bellezas juntas de don Gregorio y Ana Félix admiraron en particular a todos juntos los que presentes estaban.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Y, así, dando de las espuelas a Rocinante, pasó adelante, dejándolos admirados de haber visto y notado así su estraña figura como la discreción de su criado; que por tal juzgaron a Sancho.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Entraron al patio principal del castillo, y viéronle aderezado y puesto de manera que les acrecentó la admiración y les dobló el miedo, como se verá en el siguiente capítulo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Pero sin que se lo señalaran callaron ellos, porque la admiración de lo que estaban mirando les tenía atadas las lenguas( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* ¿Quién no se había de admirar con esto, añadiéndose a ello haber conocido don Quijote que el cuerpo muerto que estaba sobre el túmulo era el de la hermosa Altisidora? Al subir el duque y la duquesa en el teatro, se levantaron don Quijote y Sancho, y les hicieron una profunda humillación, y los duques hicieron lo mesmo, inclinando algún tanto las cabezas.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Mas hay otra cosa que también me admira, quiero decir me admiró entonces, y fue que al primer voleo no quedaba pelota en pie ni de provecho para servir otra vez, y así, menudeaban libros nuevos y viejos que era una maravilla.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Responder quisiera don Quijote, pero estorbáronlo el duque y la duquesa, que entraron a verle, entre los cuales pasaron una larga y dulce plática, en la cual dijo Sancho tantos donaires y tantas malicias que dejaron de nuevo admirados a los duques, así con su simplicidad como con su agudeza.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* —Eso haré yo de muy buena gana —respondió don Álvaro—, puesto que cause admiración ver dos don Quijotes y dos Sanchos a un mismo tiempo, tan conformes en los nombres como diferentes en las acciones, y vuelvo a decir y me afirmo que no he visto lo que he visto ni ha pasado por mí lo que ha pasado( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* En este poco espacio le contó don Quijote la desgracia de su vencimiento y el encanto y el remedio de Dulcinea, que todo puso en nueva admiración a don Álvaro, el cual, abrazando a don Quijote y a Sancho, siguió su camino.( Cervantes - Don Quijote)
---------------
* Miráronse unos a otros, admirados de las razones de don Quijote y, aunque en duda, le quisieron creer; y una de las señales por donde conjeturaron se moría fue el haber vuelto con tanta facilidad de loco a cuerdo; porque a las ya dichas razones añadió otras muchas tan bien dichas, tan cristianas y con tanto concierto, que del todo les vino a quitar la duda y a creer que estaba cuerdo( Cervantes - Don Quijote)
---------------
Vocabulario y frases
ammirare
= verbo trans. guardare con compiacimento , interesse , meraviglia
---------------
* Fino dall'otto aprile dell'anno 1583 , l'Illustrissimo ed Eccellentissimo signor don Carlo d'Aragon , Principe di Castelvetrano , Duca di Terranuova , Marchese d'Avola , Conte di Burgeto , grande Ammiraglio , e gran Contestabile di Sicilia , Governatore di Milano e Capitan Generale di Sua Maestà Cattolica in Italia , pienamente informato della intollerabile miseria in che è vivuta e vive questa città di Milano , per cagione dei bravi e vagabondi , pubblica un bando contro di essi .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Contenta la famiglia , che ne usciva con onore ; contenti i frati , che salvavano un uomo e i loro privilegi , senza farsi alcun nemico ; contenti i dilettanti di cavalleria , che vedevano un affare terminarsi lodevolmente ; contento il popolo , che vedeva fuor d'impiccio un uomo ben voluto , e che , nello stesso tempo , ammirava una conversione ; contento finalmente , e più di tutti , in mezzo al dolore , il nostro Lodovico , il quale cominciava una vita d'espiazione e di servizio , che potesse , se non riparare , pagare almeno il mal fatto , e rintuzzare il pungolo intollerabile del rimorso .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Trattandosi poi di Lucia , accorse con tanta più sollecitudine , in quanto conosceva e ammirava l'innocenza di lei , era già in pensiero per i suoi pericoli , e sentiva un'indegnazione santa , per la turpe persecuzione della quale era divenuta l'oggetto .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Quello su cui meditava in quel momento don Abbondio , convalescente della febbre dello spavento , anzi più guarito (quanto alla febbre) che non volesse lasciar credere , era un panegirico in onore di san Carlo , detto con molta enfasi , e udito con molta ammirazione nel duomo di Milano , due anni prima .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Quanto più si avanza nel piano , il suo occhio si ritira , disgustato e stanco , da quell'ampiezza uniforme ; l'aria gli par gravosa e morta ; s'inoltra mesto e disattento nelle città tumultuose ; le case aggiunte a case , le strade che sboccano nelle strade , pare che gli levino il respiro ; e davanti agli edifizi ammirati dallo straniero , pensa , con desiderio inquieto , al campicello del suo paese , alla casuccia a cui ha già messo gli occhi addosso , da gran tempo , e che comprerà , tornando ricco a' suoi monti .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Questi momenti , che si dovrebbero dagli altri ammirare con timido rispetto , son quelli appunto che l'astuzia interessata spia attentamente , e coglie di volo , per legare una volontà che non si guarda .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Se Renzo si fosse trovato lì andando a spasso , certo avrebbe guardato in su , e ammirato quell'albeggiare così diverso da quello ch'era solito vedere ne' suoi monti ; ma badava alla sua strada , e camminava a passi lunghi , per riscaldarsi , e per arrivar presto .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
Ben raro però era il risentimento in lui , ammirato per la soavità de' suoi modi , per una pacatezza imperturbabile , che si sarebbe attribuita a una felicità straordinaria di temperamento ; ed era l'effetto d'una disciplina costante sopra un'indole viva e risentita .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* E perciò , non volendo risolvere con formole semplici questioni complicate , né allungar troppo un episodio , tralasceremo anche d'esporle ; bastandoci d'avere accennato così alla sfuggita che , d'un uomo così ammirabile in complesso , noi non pretendiamo che ogni cosa lo fosse ugualmente ; perché non paia che abbiam voluto scrivere un'orazion funebre .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* Andò a casa , zitta , zitta ; si chiuse in camera , svoltò il rotolo , e quantunque preparata , vide con ammirazione , tutti in un mucchietto e suoi , tanti di que' ruspi , de' quali non aveva forse mai visto più d'uno per volta , e anche di rado ; li contò , penò alquanto a metterli di nuovo per taglio , e a tenerli lì tutti , ché ogni momento facevan pancia , e sgusciavano dalle sue dita inesperte ; ricomposto finalmente un rotolo alla meglio , lo mise in un cencio , ne fece un involto , un batuffoletto , e legatolo bene in giro con della cordellina , l'andò a ficcare in un cantuccio del suo saccone .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
* E perciò l'opera e il cuore di que' frati meritano che se ne faccia memoria , con ammirazione , con tenerezza , con quella specie di gratitudine che è dovuta , come in solido , per i gran servizi resi da uomini a uomini , e più dovuta a quelli che non se la propongono per ricompensa .(Manzoni-I Promessi sposi)
---------------
Aveva già preso l'abitudine di levarsi ogni giorno all'alba e di fare una lunga passeggiata per i campi, fermandosi di tratto in tratto, incantata, ora per ascoltare nell'attonito silenzio dei piani, ove qualche filo d'erba vicino abbrividiva alla frescura dell'aria, il canto dei galli, che si chiamavano da un'aja all'altra; ora per ammirare qualche masso tigrato di gromme verdi, o il velluto del lichene sul vecchio tronco stravolto di qualche olivo saraceno.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Tutti anzi ammiravano la sua forza d'animo quasi eroica, comprendendo di quanta amarezza dovesse in fondo esser cagione quella fede per lui, allevato e cresciuto come un figliuolo da quello zio prete.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Io ricordo bene che cori d'approvazione e che applausi e quanta ammirazione, allorché, sfidando i fulmini del Vescovado e l'indignazione e la vendetta dello zio, Marco Mèola, facendosi cattedra d'un tavolino del Caffè Pedoca, si mise per un'ora al giorno a commentare ai Montelusani le opere latine e volgari di Alfonso Maria de' Liguori, segnatamente i Discorsi sacri e morali per tutte le domeniche dell'anno e Il libro delle Glorie di Maria.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Il Vannetti, felicissimo, tra uno scoppiettío di esclamazioni ammirative e di congratulazioni, trasse dalla cartella un modulo a stampa, e ripetendo: - Formalità...(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
La signora Consalvi non poté tenersi di ridere di nuovo, ammirando la sfacciataggine di quel bel tipo.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
In quel punto il ritrattino del Sorini che serviva da modello, scivolò dal cavalletto, e la signorina, ancora tutta ammirata nello schizzo del Pogliani, non si chinò a raccoglierlo.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Piú che amore è una cert'aura di ammirazione di cui ella vuol sentirsi avviluppata.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ora vada lei ad ammirarla per la casa coi diavoletti in capo, senza busto, in ciabatte, e oggi, poniamo, col mal di pancia e domani col mal di denti.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Egli accolse l'onorevole Verona con molti ossequii e rosso in volto per la gioja, non solo perché prevedeva che questo deputato, senza dubbio, un giorno o l'altro sarebbe stato suo capo supremo, ma perché veramente da anni era ammiratore fervido dei discorsi di lui alla Camera.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ella notava con dispetto che, a poco a poco, le sue parole, il suo ragionamento, non avevano piú efficacia, poiché chi stava ad ascoltarla era tratto piuttosto ad ammirare quella grazia e a bearsene.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Allora, nel volto infocato, un po' per la stizza, un po' per l'ebbrezza, che istintivamente e suo malgrado le cagionava il trionfo della sua femminilità, ella si confondeva; il sorriso di chi la ammirava, si rifletteva, senza che lei lo volesse, anche su le sue labbra; scoteva con una rabbietta il capo, si stringeva nelle spalle e troncava il discorso, dichiarando di non saper parlare, di non sapersi esprimere.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E con la piú ingenua semplicità del mondo andò a dirgli che non poteva piú assolutamente lasciare Roma: aveva tanto girato in quei tre giorni, senza mai stancarsi, e tanto ammirato le ville solitarie vegliate dai cipressi, la soavità silenziosa degli orti dell'Aventino e del Celio, la solennità tragica delle rovine e di certe vie antiche, come l'Appia, e la chiara freschezza del Tevere...(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E l'uno amava e ammirava le speciali facoltà e attitudini dell'altro, e lo lasciava fare, senza tentar mai d'invaderne il campo.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E i passeri monellacci, ignorando che lo stil lapidario non vuole interpunzioni, avevano seminato con le loro cacatine tra le tante virtú di cui erano ricche le iscrizioni di quelle pietre tombali, troppe virgole forse e troppi punti ammirativi.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Entrò nel chiosco esclamando, con finta ammirazione: - Gran bel cane! Gran bella bestia! Che guardia! Vale tant'oro quanto pesa.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ma che sublime, signori miei! Disgraziata! disgraziata! Sapete come le andò a finire? Cosí, diciamo, precinta d'eroismo, cosí raggiante di sublimità, naturalmente apparve un'altra al marito commosso e ammirato fino al delirio, al marito che da parecchi anni, per un divieto dei medici, non la teneva piú in conto di moglie e la trattava perciò a modo d'una cagna, a cinghiate e vituperii: gli apparve bella, capite? irresistibilmente desiderabile.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Tanto vero che, se ella non lo avesse compiuto, il marito, non solo non l'avrebbe ammirata né desiderata, ma la avrebbe trattata anche peggio di prima, e lei non sarebbe morta.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
- Invece è stata un'eroina; e lei la ammira, e io la ammiro, e tutti la ammiriamo.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Un momento sublime, d'accordo! un'esaltazione improvvisa di tutte le energie piú nobili dello spirito, un subito insorgere e infiammarsi della volontà e del sentimento, per cui si crea o si compie un atto degno di ammirazione, e diciamo pur di gloria, anche se sfortunato.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
C'erano attorno alcune donne del popolo, che ammiravano il ricco abito da sposa di cui il marito aveva voluto che fosse parata, da morta.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
- Oh bello! oh bello! E si fermò ad ammirare un prato, su cui una moltitudine di gambi esili, dritti, stendevano come un tenuissimo velo, tutto punteggiato in alto da certi pennacchietti d'un rosso cupo, bellissimi.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Non comprendeva che, in certe ore poetiche, conveniva anche ammirare le cose che non servono a nulla.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ora avrebbero potuto distrarsi, tutti quei cari signori, ammirando, come faceva la Generalessa quasi per obbligo e il signor Raspi, per fare una piccola sosta e riprender fiato, qua una cascatella spumosa, là un botro scosceso e cupo all'ombra di bassi ontani, piú là un ciottolo nel rivo, vestito d'alga, su cui l'acqua si frangeva come se fosse di vetro, suscitando una ridda minuta di scagliette vive; ma, nossignori! nessuno sentiva quella deliziosa cruda frescura d'ombra insaporata d'acute fragranze, quel silenzio tutto pieno di fremiti, di fritinii di grilli, di risi di rivoli.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
No? E perché dunque piú tardi, cioè quando finalmente arrivarono a Roccia Balda e tutti, dall'alto, si misero ad ammirare la vista maravigliosa della Valsarnia, perché la Generalessa volle saper da lui, come si chiamassero quei due picchi cinerulei, di là dall'ampia vallata? Ma per fargli vedere che gli facevano le corna, là, da lontano, anche i due picchi di Monte Merlo! No? E perché dunque, dopo colazione, quel bravo signor Bortolo Raspi cavò di tasca il fazzoletto, vi fece quattro nodini a gli angoli e se lo pose sul testone sudato? Ma per mostrargli anche lui due bei cornetti su la fronte...(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Io me n'andavo perché, mio malgrado, sentivo d'ammirar quella femmina, non già per la sua bellezza (era bellissima, e tanto piú seducente, quanto piú mostrava per modestia di non tenere in alcun pregio la sua bellezza); la ammiravo, perché non dava al marito la soddisfazione di mettere in trappola un altro infelice.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E allora è venuta fuori la spiegazione, durante la quale ho molto ammirato Postella moglie, che pendeva dalle labbra del marito e approvava col capo quasi a ogni parola, lanciandomi di tanto in tanto qualche sguardo, come per dirmi: "Ma sente come parla bene?" Io non so se quel baccellone di piano abbia mai posseduto un cervello; certo è che ora, se lo ha, non lo tiene piú in esercizio, tale e tanta fiducia ripone in quello del marito, che è uno, sí, ma basta, secondo lei, per tutti e due, e ne avanza.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ti risparmio le frasi ammirative del signor Postella.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Mi diverto a vederlo nuotare come un disperato, e osservo con ammirazione quanta fiducia esso serbi nell'agile virtú di que' due suoi piedi.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Per invogliarmi forse maggiormente, nell'ultima lettera mi diceva tra l'altro che aveva preso in moglie una saggia massaja, massaja in tutto: otto figliuoli in otto anni di matrimonio (due a un parto), e un nono per via; che aveva anche la suocera in casa, bravissima donna che gli voleva un mondo di bene, e anche il suocero in casa, perla d'uomo, dotto latinista e mio sviscerato ammiratore.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ma c'erano poi le pettate che me la lasciavano ammirare per tutta un'eternità, tra i cigolii del legno e il soffiar di quella rozza sfiancata, che accorava.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Chi sa come si sarà abbrutito a furia di batter la testa contro le dure, stupide realtà quotidiane d'una meschina vita provinciale! Da compagno di scuola, egli mi ammirava; ma ora vuol essere ammirato lui da me, perché - buttati via i libri - s'è arricchito; mentr'io, là! potrò farmi giulebbare dal suocero dotto latinista, il quale, figuriamoci! mi farà scontare a sudore di sangue le tre lirette spese per il mio libro.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E sorrisi anche quando, piú morto che vivo, rientrai in villa e mi vidi venire incontro la tribú dei marmocchi in processione, i quali, mostrandomi rotti i giocattoli che avevo loro donati la sera avanti, mi domandavano con un lungo, strascicato lamento, uno dopo l'altro, tra lagrime senza fine: - Peeerché queeesto m'hai portaaato? - Peeerché queeesto m'hai portaaato? Carini! carini! carini! E sorrisi anche al suocero, mio ammiratore, il quale - sissignori - era cieco, cieco da circa dieci anni e del mio libro non conosceva che qualche paginetta che il genero gli aveva potuto leggere di sera, dopo cena.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ma, alla fine, il Maganza, mentre il pubblico s'agitava, non già per sollievo, anzi per viva ammirazione, concluse cosí: - La dura esperienza in altre città, o signori, ha purtroppo dimostrato che gl'impianti idro-termoelettrici sono della massima difficoltà e serbano dolorosissime sorprese.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Tuttavia, non poche donne, ammirando il fervore con cui Guiduccio pregava davanti a tutti, avrebbero voluto che la Madonnina anziché a qualcuna di loro, sortisse a lui.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E gli occhietti lupigni, guarniti di lunghissime ciglia, lappoleggiando, chiesero a don Pietro ammirazione e gratitudine per quell'abbigliamento straordinariamente sollecito.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Il vecchio padre, a cui il dottor Mangoni ora si volta come intronato, fa con le mani gesti di grande ammirazione.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Ho bisogno di starmene dietro le vetrine delle botteghe, io, ad ammirare la bravura dei giovani di negozio.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Il cancello del parco era aperto e il professor Corvara Amidei s'avviava, ammirato, per uno dei viali in pendío, quando si sentí chiamare da una nanerottola che gli correva dietro come una papera: - Ehi! Ehi! Si paga...(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Gli parlai allora delle sue piante tutte in fiore, esagerando, per fargli piacere, la mia ammirazione.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Quando Annicchia si presentò su la soglia e con l'aspetto e con le prime parole raggelò su le labbra delle vicine le frasi ammirative per il signor Manfroni, la vecchia suocera alzò la testa e guardò in giro con sdegno le vicine; poi, all'annunzio della proposta del Manfroni, si levò in piedi.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
- Ha proprio fame! Se sentisse come succhia, come succhia! Poco dopo, nella camera accanto, destinata a lei e al piccino, non rifiniva d'esclamare, ammirando la mobilia e i cortinaggi: - Gesú! che cose, a Roma! che cose! E si sentí impacciata davanti a quel letto nuovo, cosí bello, apparecchiato per lei.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Il Noccia ammirava sopra tutti questo Grao; lo teneva in conto d'un oracolo.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Forse, a destare in lui tanta ammirazione e cosí cieca fiducia aveva gran parte una figliuola, che costui aveva, bellissima, e della quale egli si era innamorato.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
E in quel suo volto egli sentiva ora quasi un disagio insolito per certe rughe che di tratto in tratto gli si spianavano, ammirando lo splendore della città.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Quanto verde! Quanto sole! E quella frotta di ragazzette che le si faceva attorno, ogni qual volta dal fondo di quella viuzza si fermava ad ammirare le ampie vallate.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
La signora Lèuca, che ha saputo affermare e sostenere in sé, nel suo corpo, e contro il suo corpo stesso, questa liberazione, vuole allora, in nome della vita e di tutte le miserie ch'essa comporta, aver l'orgoglio d'essere anche lei, ma ben altrimenti, commiserata; sí sí, commiserata, commiserata; non ammirata.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Basta, alla fine, con questa insulsa ammirazione! Non è mica di marmo lei, da non esserle costata nulla, la liberazione.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
- Ecco la vostra camera, vi piace? Non riescono neppure a risponder di sí, Sandrina e Lauretta, tanto ne restano ammirate.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Egli resta ammirato davanti alla bella camera bianca e rosea, con quei tre lettini; ammirato e commosso; ma anche dolente; perché si vergogna a dirlo - ma da quand'è morta quella, anche di notte la piccina se n'è stata con lui, nel letto grande al posto della madre; e forse non sarà possibile indurla a dormir sola, adesso, in quel lettino.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Gran signore spiantato e bellissimo uomo, costui, degli ultimi resti della sua fortuna s'era servito per comperarsi una magnifica coda di pavone; il prestigio, voglio dire, di una pomposa appariscenza, per cui era da tutti ammirato e rispettato e in ogni occasione chiamato all'onore di rappresentar la cittadinanza, che piú volte lo aveva eletto sindaco.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Subito, entrando, si sentí compreso di tanta riverenza e ammirazione, che non solo non si ebbe a male delle molte difficoltà che gli furono opposte per esser ricevuto dal signor Marchese, ma anzi se ne compiacque assai e le approvò tutte e vi si sottomise con infiniti inchini e sorrisi di beatitudine.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Egli, ammirato di tanta costanza, di tanta forza d'animo, pregando, brigando, aveva potuto procacciarle un posto a Roma, nelle scuole complementari.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Signorone mai viste! E le brave donnine del paese, tutte a bocca aperta e con tanto d'occhi ad ammirare.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
No! no! Doveva essere ancora cosí! Ancora, passando per le viuzze alte del paesello, popolate d'innumerevoli bambini strillanti, nudi o con la sola camicina sudicia e sbrendolata addosso, ancora voleva esser guardata con amorosa ammirazione da tutte quelle umili mamme delle sue scolarette, che sedevano lí davanti alle porte delle loro casupole e la invitavano, cedendo subito la seggiola, a sedere un po' con loro.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Egli allora, tutto tronfio e impettito, le si mostrò di fronte e poi da un lato e poi dall'altro e di dietro, come per farsi ammirare da ogni parte; levò infine una zampa in atto d'impero e si tenne ritto sull'altra un pezzo; poi, scrollandosi tutto, le mosse con impeto incontro.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Sette, otto, nove, dieci galline, una folla in quel cortiletto, una folla stupita della bellezza e della maestà di quel gallo prigioniero, di cui per tanti giorni avevano ammirato, razzolando per il vicolo, il maschio canto sonoro.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
La pollastrotta scappò di sotto le zampe del re, strillando non so che miracoli e spaventi, e allora la stupefazione fino a quel punto immobile delle altre galline diventò rimescolío di commossa ammirazione, e furono inchini e ossequii e riverenze e un coro confuso di complimenti e di congratulazioni, che egli accolse con altera dignità, come dovuto omaggio, col collo eretto e squassando la cresta merlata e i bargiglioni.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Tacemmo, ammirati, io e il Gaglio e Monsignore, suo padrone.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Quando, dopo circa un anno, forzata dai parenti, s'era presentata in qualche radunanza, la sua vista, il suo contegno, l'aria mesta del volto, i mesti sorrisi avevano destato in tutti, e specialmente nei giovani, una fervida ammirazione, una vivissima tenerezza.(Pirandello - Novelle per un anno)
---------------
Sdraiato su un mucchio d'erba , in una delle muristenes vuote , gli pareva ancora di ballare e di ammirare Giacinto .( Grazia Deledda - Canne al vento)
---------------
Con lui visitavo giardini e gallerie, chiese e poggi; ammiravo la natura nell’arte. (Tommaseo - Fede e bellezza)
---------------
Ero a Padova: dal prato della Valle ammiravo, di là delle aperte finestre d’un vecchio palazzo, le calde tinte del sole occidente nell’aria estiva: e in quella prima impressione di queta voluttà cominciò la natura a rivelarsi a me giovanetto. (Tommaseo - Fede e bellezza)
---------------
Il vario colore e le forme varie dei visi delle donne corse che dalla raffaellesca passano per gradi alla maniera di Michelangiolo, sopra ogni cosa il pallore possente, più ch’amare, ammirava; e gli occhi raccolti, la forte dolcezza, non so che di rientrato e d’intimo che dimostra come donne tali saprebbero al bisogno trattare sul serio la vita. (Tommaseo - Fede e bellezza)
---------------
Gracile delle forme, né senza grazia il pallore del viso; ma né la voce né lo sguardo né la fronte né i silenzi, né le cure amorose di donna: ma e ragionare, e citare, e giudicar duramente le grandi cose vestite d’umiltà, ed ammirare le basse pitturate d’orgoglio; e filosofare sul male, e vantarsene per vanità; e non temere l’amore come cosa terribile; né agognarlo come necessità prepotente, ma pensacchiarlo, e calcolarlo; e in ogni atto dell’uomo vedere, con noiosa credulità, un indizio di debolezza (viene, casca, l’ho vinto!); e non mai quella sublime dimenticanza o dubbiezza di sé, nella quale rapisce le anime gentili l’amore, ma sempre il pensiero immoto a ammirar la virtù della propria parola, sempre in atto quasi da mostrarsi ignuda perché la vagheggino (vedete bel codrione ch’è il mio!); stuccavano altamente Giovanni, il quale non poteva pure non istimare le qualità buone e di donna ch’erano in lei, coperte dalle macerie letterate. (Tommaseo - Fede e bellezza)
---------------
Vide di Brest l’ampia rada, quasi deserta, sentì il suon confuso delle voci, dell’opere, delle catene, montare dall’arsenale soggetto: v’entrò dentro ammirando quella magnifica e minacciosa ricchezza di strumenti di pace e di guerra; l’ancore ammontate sulla riva distendere le smisurate braccia ricurve, e le forti gomene attorte in grandi giri; accanto ai cannoni prostesi quasi mostro che dorme, ai cannoni che, più o men lontana, con dottamente computato empito manderanno la strage sulle mura merlate e sulle cittadelle nuotanti: e ammucchiarsi in piramidi le bombe che o si spegneranno stridenti nell’onde, o si conficcheranno nei fianchi d’antica fortezza americana, o porteranno volando nel vano le cervella d’un marinaro bestemmiante, o piombate in un magazzino di polvere faranno scoppiare i terrapieni, e sbalzar le tetta nel mare come foglia levata dal vento, e corpi vivi agonizzare schiacciati dalle ruine scroscianti. (Tommaseo - Fede e bellezza)
---------------
Pasotti e il Puria si guardavano spesso, mangiando, per esprimere ammirazione e quasi per congratularsi a vicenda del godimento squisito, e se mai qualche occhiata di Pasotti sfuggiva al Puria, la signora Barborin, vicina di quest'ultimo, lo avvertiva con un timido tocco del gomito. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Però il Viscontini era entusiasta del suo modo di suonare; Luisa, la sua fidanzata, non divideva interamente il gusto classico di lui ma ne ammirava, senza fanatismi, il tocco; quando, pregato, egli faceva mugghiare e gemere classicamente l'organo di Cressogno, il buon popolo, intontito dalla musica e dall'onore, lo guardava come avrebbe guardato un predicatore incomprensibile, con la bocca aperta e gli occhi riverenti. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Questi ammirava l'ingegno del suo allievo; Franco invece stimava assai poco la filosofia mezzo cristiana mezzo razionalista del maestro, le sue tendenze mistiche; rideva della sua passione per i libri e per le teorie d'orticoltura e giardinaggio, scompagnata da qualsiasi senso pratico. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Questa precauzione turbò Pasotti che stava magnificando la villetta e l'orto in tutte le loro parti col tono appropriato a ciascuna, le barbabietole con amabile familiarità, le agavi con ammirazione grave e accigliata. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Luisa incominciava con ammirar il suo genio, ma poiché i denari venivan quasi tutti dallo zio e non ci era larghezza per imprese fantastiche, piano piano, un po' per volta, lo persuadeva di lasciar a posto le pareti, i soffitti e anche i pavimenti, di studiar come si sarebbero potuti disporre meglio gli arredi senza trasformarli. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Insomma finì con diventare un ammiratore di Franco e persino con dare ascolto, in via di conversazione, ad altri suoi progetti. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
«Quest'anima unica», diss'egli, «che vive come se non pensasse che alla vita futura nella quale non crede, è in errore, ma bisogna pur ammirarla come la più nobile, la più grande. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Ora, guardando Franco giuocare, ammirava come quell'uomo tanto assorto nella cupidità di un re di quadri, avesse respinta l'altra carta preziosa, che neppure avesse voluto farne saper niente a sua moglie. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Ammirava tuttavia Franco nella sua musica più che se fosse stato un grande maestro; trovava in questa espressione quasi segreta dell'animo suo un che di verginale, di sincero, la luce di uno spirito amante, il più degno d'essere amato. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Franco si sgomentò, ammirando la finezza dell'osservazione, ma Pedraglio esclamò: «Off! Sti zurucch chì hin trop asen per fà ona balossada compagna!» e l'argomento parve decisivo, nessuno ci pensò più, salvo Luisa. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
E quanto ai dolori che non vengono dagli uomini ma dalle condizioni stesse della vita umana, le pareva di ammirar coloro che vi resistono per una forza loro propria sopra quegli altri che invocano e ottengono aiuto dallo stesso Essere onde furono percossi. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
«Carissima donna Luisa! Signora ammirabile e perfetta. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Esco in giardinetto a coglier per te la brava rosellina che abbiamo ammirata insieme ier l'altro, che ha sfidato e vinto gennaio. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Credo che mi abbia subito ammirata meno. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Egli ammirava patriarcalmente, senza finezze di senso artistico ma con calor giovanile, con sincera enfasi di voce, da vecchio che ha vissuto castamente, che non ha sciupata la freschezza del cuore, che conserva una certa innocenza d'immaginazione. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Quando il custode li introdusse nel Palazzo ci vollero almeno dieci minuti per salire, ammirando, lo scalone. (Fogazzaro - Piccolo mondo antico)
---------------
Dall’altezza del suo amore e della sua ammirazione per la Germania, cresciuti smisuratamente con gli anni, questa colossale bestialità è precipitata come una valanga a fracassargli tutto: l’anima, il mondo quale se lo era a mano a mano, dai nove anni in su, tedescamente costruito, con metodo, con disciplina, in tutto: negli studii, nella vita, nelle abitudini della mente e del corpo.
---------------
Ah, che rovina! Il ragazzetto di nove anni era cresciuto, cresciuto; era il suo amore, era la sua ammirazione; diventato un gigante florido e prosperoso, che sapeva tutto meglio degli altri, che faceva tutto meglio degli altri, ecco, dopo quarantaquattro anni di preparazione, si rivelava un bestione: forzuto, sì, dalle mani e dalle zampe bene addestrate e poderose; ma che pensava sul serio di poter giocare alla guerra ancora come un ragazzaccio feroce di nove anni, o come se al mondo ci fosse lui solo e gli altri non contassero per nulla: in quattro salti passare a traverso il Belgio e andare a piantar le bandierine, un pajo, su Parigi, e poi via, di corsa, in altri quattro salti, su Pietroburgo e su Mosca.(Pirandello - Berecche e la guerra)
---------------
E non mai aveva conosciuto la sua propria forma come in quel punto, non mai nel suo letto, non mai nel suo bagno, non mai davanti al suo specchio: le lunghe gambe lisce come quelle dei chiari Crocifissi d'argento levigate da mille e mille labbra pie; l'esiguità delle ginocchia agevoli in cui era il segreto del passo ammirabile; le piccole mammelle sul petto largo come il petto delle Muse vocali, dall'ossatura palese di sotto i muscoli smilzi; e le braccia non molli ma salde che pur sembravano portare la più fresca freschezza della vita come una ghirlanda rinnovata a ogni alba; e chiuse nei guanti flosci le magre mani fino alle unghie screziate di bianco, sensibili come il cuore purpureo, ricche di un'arte più misteriosa che i segni scritti nelle palme; e tutto il calore diffuso sotto la pelle come una stagione dorata, e l'inquietudine delle vene, e l'odore profondo. (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
Involontariamente Paolo si volse dall'altra parte, con l'atto di guardare sul camino di marmo rosso lo specchio barocco in una ghirlanda di Amorini alati, stretto dall'ansia, temendo che su lui apparisse la medesima traccia. Scorse il capo di Vana alzato verso il labirinto del soffitto e percosso da un fascio di luce sinistra. Con un colpo sordo nel cuore, udì l'accento della voce ammirabile nella menzogna. Conobbe la nuova qualità di quella voce, che diceva: (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
Ond'egli, accorgendosi che di continuo lo sguardo altrui non s'affisava ne' suoi occhi ma più su de' suoi occhi, aveva il sentimento di portare una corona ammirabile; e ne pareva accresciuta la fiamma della sua spiritualità come la leggerezza delle sue movenze. (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
Costruendole la vacca infame, assegnò al toro quello d'intrattenerla. Ed egli, che praticava il volo basso come Henry Farman, andò ad atterrarsi in Sicilia, immune dalla panna figliale. Ammirabile esempio!(D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
Egli era animato da una ebrezza inconsueta, e da un sorriso ammirabile che temperava la sua energia e la sua malinconia. Sembrava che l'apparizione improvvisa di quella creatura sognata e sognante risvegliasse in lui una musica di gloria onde il mondo sorgeva splendido fervido libero come non mai. La sua diffidenza e il suo dispregio lo abbandonavano. Tutta la sua anima era avvolta intorno a una nuova fatalità e n'era rischiarata ma la nascondeva, come un velo ricco intorno a una lampada notturna. Qual genio aveva condotto verso di lui quella creatura ch'era la sorella della donna che il suo amico amava? in virtù di quale armonia segreta?
---------------
«Ancóra! La morte ti ammira». (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
— Oh, come sei brava! — esclamò Vana prendendole fra le sue dita e ammirandole sul fondo dell'erba corta. (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
Il fratello la guardò fisamente, con quell'amore della bellezza patetica, che tanto gli rendeva profondi i giovani occhi. Egli immerse il suo male in quella disperazione ammirabile. E lo assalì un bisogno imperioso di scoprire la piaga nascosta, di toccarla, di farla sanguinare e di macchiarsene. Ma troppo gli tremava il cuore. (D'Annunzio - Forse che sì forse che no)
---------------
L'uomo seguitò ad accumulare le interrogazioni con crescente effetto oratorio, al modo di Cicerone contro Vatinio, polito poliziotto ornato di tutte lettere, invero ammirabile. Contenne la voce in un tono quasi patetico, quando giunse all'ultima ch'egli gravò di un dubbio turpe:
---------------
* Don Buti infatti, visto che Giustino non s'era voluto arrendere a fargli una visitina lì nella canonica a due passi, una sera aveva portato con sé sotto il tabarro il suo vecchio famoso cannocchiale per fargli ammirare la gran potensa 'd Nosgnour come quand'era piccolino e per tener chiuso l'occhio manco faceva tante smorfie con la bocca:
---------------
* E tutti e due, egli che pareva un inglese, ella che pareva una spagnuola (era venezianina), tutta fiocchi e nastri, tutta cascante di vezzi, bruna, con due occhietti vivaci neri neri e due labbra carnute rosse rosse, il nasino ritto fiero e impertinente, avevano fatto parlar Giustino per una intera serata, ammirati da un canto, dall'altro irritati da certe notizie, da certi giudizii contrarii alle loro sviscerate simpatie di dilettanti ammiratori di provincia. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* E dimentichiamo spesso e volentieri di essere atomi infinitesimali per rispettarci e ammirarci a vicenda, e siamo capaci di azzuffarci per un pezzettino di terra o di dolerci di certe cose, che, ove fossimo veramente compenetrati di quello che siamo, dovrebbero parerci miserie incalcolabili. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Le pareti della stanza eran quasi tutte tappezzate di vecchie e non brutte stampe, di cui il Malagna volle farmi ammirare qualcuna, dicendomi ch’erano opera di Francesco Antonio Pescatore, suo cugino, valentissimo incisore (morto pazzo, a Torino, – aggiunse piano), del quale volle anche mostrarmi il ritratto. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Eppure, forse, non sarebbe accaduto nulla di grave, se una mattina Romilda (eravamo alla Stìa e avevamo lasciato la madre ad ammirare il molino), tutt’a un tratto, smettendo lo scherzo troppo ormai prolungato sul suo timido amante lontano, non avesse avuto un’improvvisa convulsione di pianto e non m’avesse buttato le braccia al collo, scongiurandomi tutta tremante che avessi pietà di lei; me la togliessi comunque, purché via lontano, lontano dalla sua casa, lontano da quella sua madraccia, da tutti subito, subito, subito... ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Ho conosciuto un uomo venerando e degno anche, per le singolarissime doti dell’intelligenza, d’essere grandemente ammirato: non lo era, né poco né molto, per un paio di calzoncini, io credo, chiari, a quadretti, troppo aderenti alle gambe misere, ch’egli si ostinava a portare. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* «Oh perché gli uomini,» domandavo a me stesso, smaniosamente, «si affannano così a rendere man mano più complicato il congegno della loro vita? Perché tutto questo stordimento di macchine? E che farà l’uomo quando le macchine faranno tutto? Si accorgerà allora che il così detto progresso non ha nulla a che fare con la felicità? Di tutte le invenzioni, con cui la scienza crede onestamente d’arricchire l’umanità (e la impoverisce, perché costano tanto care), che gioia in fondo proviamo noi, anche ammirandole?»
---------------
* Subito, la donna, che era di Napoli, prese a narrare il «guaio che aveva passato» con me, profondendo le frasi più affettuose e ammirative del suo repertorio dialettale al mio indirizzo. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* E mentre egli parlava, io non potevo fare a meno di ammirare il privilegiato congegno della sua coscienza che, pur potendo indignarsi così, realmente, delle altrui nequizie, gli permetteva poi di farne delle simili o quasi, tranquillissimamente, a danno di quel buon uomo del Paleari, suo suocero. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Leggendo ad alta voce questo documento, il vecchio s’accese e si commosse tanto, che, sebbene ciò ch’ei leggeva fosse affatto contrario al mio sentimento, pure mi destò ammirazione. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Avevo già ammirato tutte le meraviglie d’arte della città; ora, stremato di forze per le emozioni violente, digiuno dalla mattina del giorno avanti, cascavo di fame e di sonno. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Io rimasi a guardarla alla luce, ammirato: era ridivenuta bella come un tempo, anzi più formosa. ( Pirandello - Il fu Mattia Pascal )
---------------
* Conoscevo e ammiravo già la storia universale del Cantù che mi aveva soccorso in parecchi de' miei frangenti eruditi ma intendevo farne una assai più vasta , piena e sicura di quella . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Ognuno di noi ammirava l'altro e n'era ammirato . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Tu sei ora un uomo serio , rispettato , operoso : hai ammiratori , seguaci , forse discepoli . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Crebbero gli abbonati e gfi amici ; gli stranieri lontani ci lessero e ci incuorarono ; le riviste d' Italia e di fuori scrissero di noi , combattendoci o ammirandoci . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Ci sono state delle donne nella mia vita: non dico molte , intendiamoci , perchè non sono stato né potevo essere un Tenorio , ma ce ne sono state ed erano donne vere e proprie , donne di carne e di nervi , come quelle che si ammirano nei grandi romanzi e si desiderano nella vita . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Sono state in disparte , ospiti gradite o ingombranti nei momenti di riposo ; tentativi di conforto nei tempi di nausea ; veicoli desiderati di gioia o di patimento ; compagne care ed affezionate della mia povera esistenza ; intermezzi di voluttà o di furore nella mia dura vita di lavoratore scontento ; ammiratrici esagerate ed ingiuste dell'opera mia ma non già , s' io debbo essere villanamente sincero , guide , donatrici o ispiratrici . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Avevo riletto i vangeli senza la petulante animosità volterriana dei primi anni ; ero rientrato nelle chiese e non soltanto per ammirare l'architettura e per contemplare i quadri degli altari e gli affreschi delle cappelle . (G .Papini - Un uomo finito)
---------------
* Egli destò la mia ammirazione , ma evidentemente ero anch’io oggetto della sua .(I.Svevo - La coscienza di zeno)*
---------------
Un po’ imbarazzato , comprendendo la ragione della sua ammirazione , gli dissi:
---------------
* Guardai le stelle con ammirazione come se le avessi conquistate da poco .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Ecco: si dà un forte respiro e si accetta e si ammira tutta la natura com’è e come , immutabile , ci è offerta: con ciò si manifesta la stessa intelligenza che volle la Creazione intera .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
Egli presto s’accorse della mia ammirazione e vi corrispose con un’amicizia che subito mi parve paterna .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
Una volta però m’avvenne di conquistare la sua ammirazione e proprio per me , come sono e giaccio , ed anzi proprio per le mie qualità peggiori .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Dal suo letto di morte mi disse che ammirava la mia sfacciata fortuna che mi permetteva di movermi liberamente mentre lui era crocifisso su quel letto .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Ancora adesso sto ammirando tanta cecità che allora mi pareva chiaroveggenza .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Non l’interesse , ma una vera ammirazione la legava a lui , un’ammirazione cui io partecipavo e che perciò facilmente intendevo .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Sembra dunque ch’io non abbia subito vista tutta la grazia e tutta la bellezza di Ada e che mi sia invece incantato ad ammirare altre qualità ch’io le attribuii di serietà e anche di energia , insomma , un po’ mitigate , le qualità ch’io amavo nel padre suo .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Mi indugiai ad ammirarla considerandola di nuovo mia .(I.Svevo - La coscienza di zeno)*
---------------
* Ma egli scoteva la testa sempre con grande ammirazione .(I.Svevo - La coscienza di zeno)*
---------------
* – La zia Rosina aveva tuttavia il grosso corpo virante dal ridere e diceva ammirando:
---------------
* Il cerusico s’arrabbiò e mi mise alla porta ed io me ne andai – me lo ricordo benissimo – niente affatto offeso , ammirato invece che il dolore al nuovo posto non avesse cambiato per nulla .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
Era ben dotto , e ad onta della mia stanchezza stetti a sentirlo con ammirazione .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Avevo un ardente desiderio di poterla ammirare .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
Quando terminò e mi trovò in piena ammirazione , anch’essa per la prima volta oltre che amarmi mi volle veramente bene .(I.Svevo - La coscienza di zeno)
---------------
* Colei che è modesta è più ammirata - chi è modesta è più ammirata
---------------
adoratore
= colui che adora ammiratore , corteggiatore .
---------------
aficionado
= acceso ammiratore
---------------
almiraglio
= ammiraglio .
---------------
almirante
= ammiraglio .
---------------
ammiraglia
= nave sulla quale si trova imbarcato un ammiraglio la nave di maggior prestigio di una compagnia di navigazione nel linguaggio giornalistico , il modello di automobile più prestigioso di una casa automobilistica come
=
---------------
ammiragliato
= grado e ufficio di ammiraglio sede degli uffici e residenza di un ammiraglio in alcune nazioni , il ministero della marina
---------------
ammirando
= da ammirarsi , ammirevole .
---------------
ammirativo
= che denota ammirazione o meraviglia
---------------
ammirato
= participio passato di ammirare , pieno di ammirazione , di meraviglia
---------------
ammiratore
= colui che ammira corteggiatore
---------------
ammirevole
= degno di ammirazione
---------------
anglomane
= colui che ammira e imita in maniera esagerata tutto ciò che è inglese .
---------------
anglomania
= ammirazione e imitazione esagerata di tutto ciò che è inglese .
---------------
applauso
= manifestazione di consenso , ammirazione , entusiasmo espressa con battimani
---------------
complimento
= atto, parola, atteggiamento che può esprimere ammirazione, apprezzamento, ossequio, congratulazione
---------------
contrammiraglio
= grado della marina militare, intermedio tra capitano di vascello e ammiraglio di divisione.
---------------
cribbio inter. esclamazione che indica sorpresa, ammirazione o rabbia.
---------------
entusiasmo
= commozione intensa dell'animo che si esprime con accese manifestazioni di gioia - meraviglia - ammirazione
---------------
esterofilia
= ammirazione esagerata per tutto ciò che viene dall'estero .
---------------
fanatico
= e manifestazione di entusiasmo esagerato , di cieca ammirazione .
---------------
feticismo
= forma di religiosità primitiva consistente nel culto di feticci adorazione cieca , ammirazione fanatica di una persona - o di una cosa
= 3 deviazione sessuale per cui l'interesse erotico si concentra su parti del corpo che di norma non suscitano attrazione - o su capi di vestiario
---------------
filellenismo
= amore , ammirazione per la grecia antica , la sua cultura .
---------------
filelleno
= e che , colui che è ammiratore della civiltà della grecia classica - seguace del filellenismo ottocentesco .
---------------
gallofilia
= simpatia , ammirazione per i francesi e per tutto ciò che è francese.
---------------
gallomania
= ammirazione o emulazione esagerata per tutto ciò che si fa in francia o viene dalla francia.
---------------
invidiabile
= che suscita ammirazione e invidia
---------------
maestà
= nobiltà d'aspetto, imponenza, grandiosità che suscita riverenza e ammirazione
---------------
meraviglioso tosc. o maraviglioso,
= che desta meraviglia e ammirazione
---------------
mirabile
= degno di ammirazione
---------------
mirando
= degno di essere ammirato, ammirevole
---------------
occhieggiare
= verbo trans . guardare con ammirazione o desiderio
---------------
pucciniano
= del musicista italiano giacomo puccini o che si riferisce al suo stile , alla sua opera
= ammiratore , seguace , imitatore di g . puccini .
---------------
sgonnellare
= verbo intransitivo andare in giro qua e là , affaccendandosi per farsi notare e ammirare .
---------------
slavofilia
= ammirazione incondizionata per la civiltà e i popoli slavi .
---------------
stravedere
= verbo transitivo e intr . vedere anche ciò che non c'è vedere qualcosa diversamente da come è - stravedere per qualcuno , amarlo o ammirarlo oltre misura , tanto da giudicarlo con parzialità ,
---------------
tedescofilo
= chi ammira i tedeschi e i loro usi e costumi .
---------------
Conjugacíon: 1 - admirar
auxiliar: haber - transitivo/pronominale
INDICATIVO activo
Presente
yo admiro
admiras
él/ella admira
nosotros admiramos
vosotros admiráis
ellos/ellas admiran
Imperfecto
yo admiraba
admirabas
él/ella admiraba
nosotros admirabamos
vosotros admirabais
ellos/ellas admiraban
Pretérito indefinito
yo admiré
admiraste
él/ella admiró
nosotros admiramos
vosotros admirasteis
ellos/ellas admiraron
Preterito perfecto
yo he admirado
has admirado
él/ella ha admirado
nosotros hemos admirado
vosotros habéis admirado
ellos/ellas han admirado
Preterito pluscuamperfecto
yo había admirado
habías admirado
él/ella había admirado
nosotros habíamos admirado
vosotros habíais admirado
ellos/ellas habían admirado
Preterito anterior
yo hube admirado
hubiste admirado
él/ella hubo admirado
nosotros hubimos admirado
vosotros hubisteis admirado
ellos/ellas hubieron admirado
Futuro
yo admiraré
admiraras
él/ella admirará
nosotros admiraremos
vosotros admirareis
ellos/ellas admirarán
Futuro perfecto
yo habré admirado
habrás admirado
él/ella habrá admirado
nosotros habremos admirado
vosotros habréis admirado
ellos/ellas habrán admirado
CONJUNTIVO - activo
Presente
yo admire
admires
él/ella admire
nosotros admiremos
nosotros admiréis
ellos/ellas admiren
Pretérito perfecto
yo haya admirado
hayas admirado
él/ella haya admirado
nosotros hayamos admirado
nosotros hayáis admirado
ellos/ellas hayan admirado
Pretérito imperfetto I
yo admirara
admiraras
él/ella admirara
nosotros admiráramos
nosotros admirarais
ellos/ellas admiraran
Pretérito pluscuamperfecto I
yo hubiera admirado
hubieras admirado
él/ella hubiera admirado
nosotros hubiéramos admirado
nosotros hubierais admirado
ellos/ellas hubieran admirado
Pretérito pluscuamperfecto II
yo hubiese admirado
hubieses admirado
él/ella hubiese admirado
nosotros hubiésemos admirado
nosotros hubieseis admirado
ellos/ellas hubiesen admirado
Pretérito imperfetto II
yo admirase
admirases
él/ella admirase
nosotros admirásemos
nosotros admiraseis
ellos/ellas admirasen
Futuro
yo admirare
admirares
él/ella admirare
nosotros admiráremos
nosotros admirareis
ellos/ellas admiraren
Futuro perfecto
yo hubiere admirado
hubieres admirado
él/ella hubiere admirado
nosotros hubiéremos admirado
nosotros hubiereis admirado
ellos/ellas hubieren admirado
POTENCIAL - activo
Presente
yo admiraría
admirarías
él/ella admiraría
nosotros admiraríamos
vosotros admiraríais
ellos/ellas admirarían
Perfecto
yo habría admirado
habrías admirado
él/ella habría admirado
nosotros habríamos admirado
vosotros habríais admirado
ellos/ellas habrían admirado
IMPERATIVO - activo
Positivo
-
admira
admire
admiremos
admirad
admiren
INFINITO activo
Presente
Compuesto
haber admirado
PARTICIPIO - activo
Presente
que admira
Compuesto
admirado
GERUNDIO activo
Presente
admirando
Compuesto
habiendo admirado
INDICATIVO pasivo
Presente
yo soy admirado
eres admirado
él/ella es admirado
nosotros somos admirados
vosotros seis admirados
ellos/ellas son admirados
Imperfecto
yo era admirado
eras admirado
él/ella era admirado
nosotros èramos admirados
vosotros erais admirados
ellos/ellas eran admirados
Pretérito indefinito
yo fui admirado
fuiste admirado
él/ella fue admirado
nosotros fuimos admirados
vosotros fuisteis admirados
ellos/ellas fueron admirados
Preterito perfecto
yo he sido admirado
has sido admirado
él/ella ha sido admirado
nosotros hemos sido admirados
vosotros habèis sido admirados
ellos/ellas han sido admirados
Preterito pluscuamperfecto
yo había sido admirado
habías sido admirado
él/ella había sido admirado
nosotros habíamos sido admirados
vosotros habías sido admirados
ellos/ellas habían sido admirados
Preterito anterior
yo hube sido admirado
hubiste sido admirado
él/ella hubo sido admirado
nosotros hubimos sido admirados
vosotros hubisteis sido admirados
ellos/ellas hubieron sido admirados
Futuro
yo seré admirado
serás admirado
él/ella será admirado
nosotros seremos admirados
vosotros sereis admirados
ellos/ellas serán admirados
Futuro perfecto
yo habrè sido admirado
habrás sido admirado
él/ella habrá sido admirado
nosotros habremos sido admirados
vosotros habreis sido admirados
ellos/ellas habrán sido admirados
CONJUNTIVO - pasivo
Presente
yo sea admirado
seas admirado
él/ella sea admirado
nosotros seamos admirados
nosotros seáis admirados
ellos/ellas sean admirados
Pretérito perfecto
yo haya sido admirado
hayas sido admirado
él/ella haya sido admirado
nosotros hayamos sido admirado
nosotros hayáis sido admirado
ellos/ellas hayan sido admirado
Pretérito imperfetto I
yo fuere admirado
fueres admirado
él/ella fuere admirado
nosotros fuéremos admirados
nosotros fuereis admirados
ellos/ellas fueren admirados
Pretérito pluscuamperfecto I
yo hubiere sido admirado
hubieres sido admirado
él/ella hubiere sido admirado
nosotros hubiéremos sido admirados
nosotros hubierei sido admirados
ellos/ellas hubieren sido admirados
Pretérito pluscuamperfecto II
yo hubiese sido admirado
hubieses sido admirado
él/ella hubiese sido admirado
nosotros hubiésemos sido admirados
nosotros hubieseis sido admirados
ellos/ellas hubiesen sido admirados
Pretérito imperfetto II
yo fuese admirado
fuesess admirado
él/ella fuese admirado
nosotros fuésemos admirados
nosotros fueseis admirados
ellos/ellas fuesen admirados
Futuro
yo fuere admirado
fueres admirado
él/ella fuere admirado
nosotros fuéremos admirados
nosotros fuereis admirados
ellos/ellas fueren admirados
Futuro perfecto
yo hubiere sido admirado
hubieres sido admirado
él/ella hubiere sido admirado
nosotros hubiéremos sido admirados
nosotros hubiereis sido admirados
ellos/ellas hubieren sido admirados
POTENCIAL - pasivo
Presente
yo sería admirado
serías admirado
él/ella sería admirado
nosotros seríamos admirados
vosotros seríais admirados
ellos/ellas serían admirados
Perfecto
yo habría sido admirado
habrías sido admirado
él/ella habría sido admirados
nosotros habríamos sido admirados
vosotros habríais sido admirados
ellos/ellas habrían sido admirados
IMPERATIVO - pasivo
Positivo
-
sé admirado
sea admirado
seamos admirados
sed admirados
sean admirados
INFINITO pasivo
Presente
ser admirado
Compuesto
haber sido admirado
PARTICIPIO - pasivo
Presente
que es admirado
Compuesto
admirado
GERUNDIO pasivo
Presente
siendo admirado
Compuesto
habiendo sido admirado
Coniugazione:1 - ammirare
Ausiliare:avere transitivo
INDICATIVO - attivo
Presente
io ammiro
tu ammiri
egli ammira
noi ammiriamo
voi ammirate
essi ammirano
Imperfetto
io ammiravo
tu ammiravi
egli ammirava
noi ammiravamo
voi ammiravate
essi ammiravano
Passato remoto
io ammirai
tu ammirasti
egli ammirò
noi ammirammo
voi ammiraste
essi ammirarono
Passato prossimo
io ho ammirato
tu hai ammirato
egli ha ammirato
noi abbiamo ammirato
voi avete ammirato
essi hanno ammirato
Trapassato prossimo
io avevo ammirato
tu avevi ammirato
egli aveva ammirato
noi avevamo ammirato
voi avevate ammirato
essi avevano ammirato
Trapassato remoto
io ebbi ammirato
tu avesti ammirato
egli ebbe ammirato
noi avemmo ammirato
voi eveste ammirato
essi ebbero ammirato
Futuro semplice
io ammirerò
tu ammirerai
egli ammirerà
noi ammireremo
voi ammirerete
essi ammireranno
Futuro anteriore
io avrò ammirato
tu avrai ammirato
egli avrà ammirato
noi avremo ammirato
voi avrete ammirato
essi avranno ammirato
CONGIUNTIVO - attivo
Presente
che io ammiri
che tu ammiri
che egli ammiri
che noi ammiriamo
che voi ammiriate
che essi ammirino
Passato
che io abbia ammirato
che tu abbia ammirato
che egli abbia ammirato
che noi abbiamo ammirato
che voi abbiate ammirato
che essi abbiano ammirato
Imperfetto
che io ammirassi
che tu ammirassi
che egli ammirasse
che noi ammirassimo
che voi ammiraste
che essi ammirassero
Trapassato
che io avessi ammirato
che tu avessi ammirato
che egli avesse ammirato
che noi avessimo ammirato
che voi aveste ammirato
che essi avessero ammirato
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CONDIZIONALE - attivo
Presente
io ammirerei
tu ammireresti
egli ammirerebbe
noi ammireremmo
voi ammirereste
essi ammirerebbero
Passato
io avrei ammirato
tu avresti ammirato
egli avrebbe ammirato
noi avremmo ammirato
voi avreste ammirato
essi avrebbero ammirato
IMPERATIVO - attivo
Presente
-
ammira
ammiri
ammiriamo
ammirate
ammirino
Futuro
-
ammirerai
ammirerà
ammireremo
ammirerete
ammireranno
INFINITO - attivo
Presente
ammirar
Passato
essersi ammirato
PARTICIPIO - attivo
Presente
ammirante
Passato
ammirato
 
 
GERUNDIO - attivo
Presente
ammirando
Passato
avendo ammirato
INDICATIVO - passivo
Presente
io sono ammirato
tu sei ammirato
egli é ammirato
noi siamo ammirati
voi siete ammirati
essi sono ammirati
Imperfetto
io ero ammirato
tu eri ammirato
egli era ammirato
noi eravamo ammirati
voi eravate ammirati
essi erano ammirati
Passato remoto
io fui ammirato
tu fosti ammirato
egli fu ammirato
noi fummo ammirati
voi foste ammirati
essi furono ammirati
Passato prossimo
io sono stato ammirato
tu sei stato ammirato
egli é stato ammirato
noi siamo stati ammirati
voi siete stati ammirati
essi sono stati ammirati
Trapassato prossimo
io ero stato ammirato
tu eri stato ammirato
egli era stato ammirato
noi eravamo stati ammirati
voi eravate stati ammirati
essi erano statiammirati
Trapassato remoto
io fui stato ammirato
tu fosti stato ammirato
egli fu stato ammirato
noi fummo stati ammirati
voi foste stati ammirati
essi furono stati ammirati
Futuro semplice
io sarò ammirato
tu sarai ammirato
egli sarà ammirato
noi saremo ammirati
voi sarete ammirati
essi saranno ammirati
Futuro anteriore
io sarò stato ammirato
tu sarai stato ammirato
egli sarà stato ammirato
noi saremo stati ammirati
voi sarete stati ammirati
essi saranno stati ammirati
CONGIUNTIVO - passivo
Presente
che io sia ammirato
che tu sia ammirato
che egli sia ammirato
che noi siamo ammirati
che voi siate ammirati
che essi siano ammirati
Passato
che io sia stato ammirato
che tu sia stato ammirato
che egli sia stato ammirato
che noi siamo stati ammirati
che voi siate stati ammirati
che essi siano stati ammirati
Imperfetto
che io fossi ammirato
che tu fossi ammirato
che egli fosse ammirato
che noi fossimo ammirati
che voi foste ammirati
che essi fossero ammirati
Trapassato
che io fossi stato ammirato
che tu fossi stato ammirato
che egli fosse stato ammirato
che noi fossimo stati ammirati
che voi foste stati ammirati
che essi fossero stati ammirati
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CONDIZIONALE - passivo
Presente
io sarei ammirato
tu saresti ammirato
egli sarebbe ammirato
noi saremmo ammirati
voi sareste ammirati
essi sarebbero ammirati
Passato
io sarei stato ammirato
tu saresti stato ammirato
egli sarebbe stato ammirato
noi saremmo stati ammirati
voi sareste stati ammirati
essi sarebbero stati ammirati
IMPERATIVO - passivo
Presente
-
sii ammirato
sia ammirato
siamo ammirati
siate ammirati
siano ammirati
Futuro
-
sarai ammirato
sarà ammirato
saremo ammirati
sarete ammirati
saranno ammirati
INFINITO - passivo
Presente
essere ammirato
Passato
essere stato ammirato
PARTICIPIO - passivo
Presente
-
Passato
ammirato
 
 
GERUNDIO - passivo
Presente
essendo ammirato
Passato
essendo stato ammirato